Conoce

Cómo saber si tengo falta de hierro

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El hierro es el remedio antiguo para la “anemia”, ya que es esencial para que la hemoglobina transportada en la sangre lleve oxígeno a cada célula del cuerpo.

Muchos de los primeros tónicos para la salud de este siglo pueden haber funcionado porque contenían hierro, y el mineral también puede explicar la efectividad ocasional de otros dos tratamientos anticuados: las sangrías y la aplicación de sanguijuelas.

El hierro es un arma de dos filos en la nutrición, y uno de los filos es tóxico y oxidado. En el aspecto nutricional, se considera uno de los minerales esenciales más importantes para el organismo, ya que interviene en el transporte de oxígeno, la respiración celular, la síntesis de ácidos nucleicos y el metabolismo de neurotransmisores y catecolaminas. 

Sin embargo, cuando se tiene demasiado hierro en el organismo, se puede observar el aspecto negativo de este mineral, ya que se piensa que es un posible contribuyente al endurecimiento de las arterias, la enfermedad cardiaca y el cáncer. Por tanto debemos manejar la espada con precisión.

Ahora nos preguntamos ¿Qué sucede en el organismo cuando existe una deficiencia de hierro? ¿Cómo podemos superarlo?

 

Deficiencia de hierro y sus signos y síntomas

La deficiencia de hierro está muy extendida en el mundo, y afecta tanto a países pobres como ricos. La causa principal radica en que este elemento tiene una absorción difícil en el intestino (a excepción de un tipo de hierro presente en carnes y pescados que se conoce como hierro hemo).

Por sus características, existen algunos sectores de la población que están más expuestos a sufrir un déficit de este mineral. Es el caso de los niños, por las elevadas necesidades ligadas al crecimiento pueden sufrir de anemia por falta de hierro, y de la mujer en su etapa fértil, desde la menarquia (primera regla) hasta la menopausia, por las pérdidas menstruales (por ejemplo, durante un periodo menstrual típico, una mujer puede perder hasta 30 mg de hierro) y el embarazo. El cáncer estomacal también está asociado con reservas bajas de hierro.

Es importante señalar, además, que tomar aspirinas u otros medicamentos antiinflamatorios no elaborados con esferoides puede provocar o agravar una pérdida de hierro al fomentar la hemorragia interna que a menudo no es diagnosticada. Hasta 52% de las personas con artritis reumatoide, encontró un estudio, tiene reservas de hierro bajas.

El hierro se obtiene fundamentalmente de los diversos alimentos y se elimina a diario a través de la orina, las heces, la descamación de la piel, etc.

Cada día se pierde una cierta cantidad de este mineral (alrededor de 1 mg), que debe reponerse mediante la alimentación habitual.

Si la dieta no proporciona la cantidad suficiente, se puede producir una anemia ferropénica, con fatiga, dolor de cabeza, insomnio, palidez de la piel y de las mucosas. Actualmente, se sabe que la anemia es una fase tardía de la carencia de hierro.

Antes de su aparición, pueden producirse diferentes alteraciones, como trastornos del funcionamiento cerebral, lo que es especialmente notorio en el caso de los niños. El cuerpo humano de un adulto posee de 3 a 5 g de hierro. La mayor parte (65%) se encuentra en la hemoglobina, principal componente de los glóbulos rojos; el 10% se halla en la mioglobina, y el resto en el hígado, el bazo, los ríñones, la médula ósea y otros órganos.

Descubre los riesgos de consumir suplementos de hierro

El marcador más precoz que anuncia una deficiencia en hierro es la ferritina sérica. Valores inferiores a 12 mcg/1 se consideran indicadores de que las reservas de hierro se han agotado. El hierro hemo representa entre el 40 y el 50% del hierro contenido en carnes y pescados, y sólo se encuentra en estos alimentos; se absorbe entre el 20 y el 25%. El resto es el hierro no hemo, que representa del 80 al 95% del aporte total de hierro, según los modelos alimentarios, y cuyo porcentaje de absorción suele ser inferior al 5%; existen factores que activan o inhiben su absorción.

El hierro es el único nutriente cuyas recomendaciones son superiores en la mujer adulta (18 mg/d) que en el hombre. Además, esta cifra se dobla durante el embarazo. Si bien la mayor parte del hierro corporal se halla en la hemoglobina (alrededor del 70%), menos del 1% se encuentra unido a distintos sistemas enzimáticos que resultan esenciales.

Se sabe de la presencia de algunos de ellos en el cerebro, implicados en la obtención de energía y en la síntesis de neurotransmisores. Así, aunque queda mucho por conocer sobre las funciones neuroquímicas del hierro, es obvio que unos niveles bajos de este nutriente influyen negativamente sobre la función cerebral.

 

La alimentación resulta clave para absorber mejor el hierro

Mientras que la vitamina C, el cobre o la combinación de los dos tipos de hierro la favorece, una dieta sin carne alta en carbohidratos o alta en fibra contribuye a una deficiencia de hierro.

Beber té (debido al tanino) o café con los alimentos también reduce su absorción, al igual que comer alimentos con alto contenido de calcio y ricos en hierro durante la misma comida. Las mujeres absorben alrededor de 30-50% más hierro de una comida si el contenido de calcio es bajo.

Quizá le interese conocer alimentos ricos en hierro para combatir la anemia

Existen alimentos de origen vegetal con un marcado protagonismo en la cobertura de las necesidades de hierro. A partir de los 6 meses de edad, la cifra total de hierro que se recomienda ingerir a diario es la misma que la de un hombre adulto, es decir, 10 mg/día.

 

Conozca también

Cómo saber si tengo deficiencia de la vitamina D

Deficiencia de la vitamina B12 y sus síntomas y signos

Señales de deficiencia de vitamina K

Tiamina para la concentración, corazón y más

Vitamina C para el sistema inumológico, piel, asma y más

remedios

 


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*