Conoce

Remedios para el cáncer de mama, seno o pecho (preventivos)

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El término cáncer se refiere al grupo de enfermedades que producen una transformación de las células normales lo que hace que estás se multiplliquen sin control.

De todos los tipos de cáncer, el de mama (senos) es uno de los más comunes entre las mujeres alrededor del mundo.

Usualmente puede originarse en el área de los conductos ductales, que son los que llevan la leche hacia el pezón, o en la zona donde se produce la leche (carcinoma lobulillar).

Los principales factores de riesgo de padecer un cáncer de mama son:

Sexo: El ser mujer es el primer factor de riesgo aunque es importante observar que los hombres también pueden pradecer cáncer de mamas, pero en un porcentaje muy reducido.  En este sentido, de cada 100 casos de cáncer de mamas femenino, se diagnostica uno de hombre. Las edades comprendidas entre los 60 y 70 años son las más propensas a sufrir de esta enfermedad en dicho sexo.

Factor genético Las mujeres que tienen un familiar en primer grado con cáncer de mama duplican el riesgo de la población general.

Edad: A medida que la mujer envejece, el riesgo de presentar cáncer de mama aumenta independientemente de su historia familiar. El riesgo de cáncer de mama en una mujer de 25 años es solamente de 1 sobre 19.608. A la edad de 45 años, es 1 sobre 93. De hecho, el 80% de los cánceres de mama se encuentran en mujeres de más de 50 años.

Edad que se tuvo el primer hijo:  Las mujeres que tuvieron su primer hijo después de los 30 años tiene más probabilidades que aquéllas que dieron a luz a los 18 años.

Edad de la primera regla (menarquía).   Entre más temprano fue la primera menstruación así mismo aumenta el riesgo.

Enfermedades como la mastopatia fibroquística (múltiples quistes en mamas): según algunos investigadores, aumenta a medio-largo plazo hasta en cuatro veces el riesgo de padecer cáncer de mama.

Terapia con estrógenos en mujeres con ovarios intactos, tratadas con una acumulación total de estrógenos superior a 1.500 mgr., corren el riesgo de padecer cáncer de mama (2,5 veces más que el de mujeres no tratadas).  Otros estudios también señalan, como factor de riesgo, el uso de anticonceptivos orales que también contienen estrógenos.

Obesidad o sobrepeso en la menopausia  La grasa del tejido adiposo periférico se puede convertir en hormonas (estrógenos) que favorecen el desarrollo de tumores mamarios en esta edad.

Bebidas alcohólicas Algunas investigaciones sugieren que cuantas más bebidas alcohólicas consume una mujer, mayor es su riesgo de padecer cáncer de mama

Exposición a tratamientos de radiación en el pecho o en la cara

Uso de pildoras anticonceptivas (este riesgo se revierte 10 años después que se deja de tomarlas

Otros factores de acuerdo con recientes investigaciones:

  • Bajos niveles de vitamina D
  • Comer mucha comida a la parrilla, barbacoa o ahumada
  • Trabajar de noche o vivir en áreas con mucha luz artificial nocturna
  • Exposición a ciertos químicos en cosméticos, bronceadores, comida y agua.
  •  Mamas densas y otros problemas de salud.
  • Cambios en los genes asociados al cáncer de mama (BRCA1 o BRCA2).

Es importante entender que no todos los bultos detectados en el pecho son cancerosos. Muchos de ellos son benignos y sólo requieren su extirpación.

Ante la presencia de un bulto sospechoso, es necesario realizarse una mamografía. Más de un 90% de todos los cánceres de mama se detectan de esta forma.

 

Remedios populares

Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #1: Lavar 40 arándanos y 1 granada.  Cortar ésta por la mitad.  Colocar los arándanos y la mitad de la granada en la licuadora.  Añadir 1 3/4 tazas de leche de soja. Licuar hasta obtener un jugo espeso y tomar mínimo 3 veces por semana. Este licuado contiene antioxiantes que combaten los radicales libres causantes, en gran medida, de la aparición del cáncer. Además la soja, por su contenido en isoflavonas ayuda a prevenir los cánceres de mama, próstata y del colón.

Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #2 Lavar 40 arándanos y colocar en la licuadora junto con 1 3/4 tazas de yogur bio natural y 1 cucharada de jugo de goji,  Licuar hasta obtener una mezclar uniforme.  Tomar mínimo 3 veces por semana.Este licuado contiene goji el cual se considera un antioxidantepor excelencia y es sumamente nutritivo, ya que posee 18 aminoácidos, 21 oligoelementos y una gran cantidad de vitamina C; todo lo cual ayuda a prevenir la aparición del cáncer.

Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #3  Lavar, pelar y cortar 4 manzanas en rodajas y colocarlas en una licuadora junto con 40 grosellas negras, 1 cucharada de jugo de acaí o de su pulpa (que se venden en tiendas naturistas) y 1 vaso de agua.  Batir hasta obtener un jugo uniforme.  Tomar, por lo menos, 3 veces a la semana. El acai es otro antioxidante, considerado un remedio natural para este tipo de enfermedad, que contiene ácidos grasos omega 3.

Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #4  Consumir hasta 4 tazas de té verde al día, ya que es un potente antioxidante (catequina).  Se recomienda tomarlo en horas que no coincidan con las comidas y sin añadirle leche debido a que las proteínas contenidas en la leche suprimen los efectos benéficos del té verde.

Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #5 Lavar, extraer la semilla y picar 1 albaricoque y colocar en una licuadora junto con 1 vaso de leche de soja.  Añadir 1 cucharadita de canela.  Licuar hasta obtener un licuado espeso.  Tomar en días alternos. El albaricoque contiene betacaroteno y vitamina C los cuales son considerado antioxidantes que previenen la formación de cánceres


Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #6 Consumir agar agar (una mezcla de algas de tipo gelatinoso y que se adquieren en algunas tiendas naturistas) a diario, ya que tiene componentes que ralentizan la evolución del cáncer especialmente el de mama.

Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #7  Verter un puñado de hojas de guanábana, previamente lavadas, en un litro de agua.  Hervir por 10 minutos.  Colar y tomar a lo largo del día.

Remedio para el cáncer de mama, seno o pecho #8 Usar el remedio homepático belladona {Atropa belladonna). Los resultados de un ensayo clínico han indicado que este remedio  es útil para aliviar el malestar, el calor y la tumefacción de la piel asociados con la radioterapia del cáncer de mama (es decir, la radiodermitis).  La belladona se administra en una forma muy diluida para estimular la respuesta de curación natural del organismo sin que suponga un riesgo de intoxicación o sobredosis.

 

 

Recomendaciones

Realizar el autoexamente mensual a partir de los 25 años para el diagnóstico temprano Con ello, se ve reducida la mortalidad y morbilidad de la enfermedad. En este sentido, es necesario aprender a diferenciar cómo se siente el seno normalmente, antes y después de la menstruación, ya que el tejido mamario responde a los cambios hormonales menstruales.

Quizá te interese conocer:  Remedios para los senos fibroquísticos

Se recomienda hacerlo durante la hora del baño, porque el jabón elimina la tensión superficial de la piel, y es más fácil la identificación de bultos en el área. Se debe ver  frente a un espejo, levantar un brazo y hacer presión con la mano, esto hace que se vean con más facilidad los cambios de coloración, engrasamiento de la piel, o posibles deformidades. Después, se inicia la palpación, la cual comienza con una leve presión del pezón, para revisar si existe algún bulto.

Acudir al ginecólogo para la revisión mamaria anual o mamografía a partir de los 40 años de edad o antes si se tiene antecedentes familiares de primer grado  Además de la mamografía existe un método alternativo preventivo con un rango de precisión altamente sensible, que detecta cambios en el tejido mamario mucho antes de la formación de tumores: la termografía digital, aprobada por el Consejo de Diagnóstico por Imágenes de los Estados Unidos. En este procedimiento, una cámara sofisticada digital e infrarroja y una computadora miden las temperaturas del tejido mamario y áreas circundantes.

Quizá te interese conocer remedios para aliviar la quimioterapia

Las temperaturas que se salen del rango normal indican la posibilidad de tumores o actividad precancerígena en los tejidos. Este método es seguro, sencillo, cómodo y no invasivo. No hay radiación ni compresión de senos, y se puede realizar a cualquier edad, incluso si una mujer está embarazada o lactando. Tampoco existen contraindicaciones. La termografía es especialmente útil en mujeres entre 30 y 50 años, que tienen el tejido mamario más denso, una condición que disminuye la eficacia de otros estudios, como la mamografía; en mujeres mayores de 50 años, la termografía puede ayudar a detectar cambios funcionales. Esta herramienta es sumamente útil en sí, no solo para decidir intervenciones preventivas, sino para complementar el resultado de otros estudios..

Adoptar un método anticonceptivo destino a la pildora y, si es necesario seguir una terapia hormonal sustitutiva durante la menopausia, hacerlo bajo un estricto seguimiento médico.

Consumir muchas frutas y verduras como brécol, repollo, hojas de mostaza, coliflor, espinacas, pimientos, tomates, ajos, etc., ya que tienen compuestos anticancerígenos

Evitar el consumo de grasas saturadas (comida chatarra, dulces industrialmente procesados, etc.) y, en su lugar, preferir el empleo de aceite de oliva (ácido oleico) y los aceites derivados del pescado (linoléico), ya que sus grasas son poliinsaturadas.

Evitar fumar o tomar bebidas alcohólicas o hacerlo con con mucha moderación.

Quizás le interese conocer: Dieta para prevenir el cáncer

Practicar ejercicio físico de forma regular y moderada (al menos 3-4 veces por semana) durante al menos 30-40 minutos. En este sentido, caminar puede ser una buena opción al prevenir el aumento de peso y la obesidad, reduciendo así el riesgo oncológico.

Procurar una lactancia natural por períodos prolongados de tiempo, ya que es un buen método para prevenir el cáncer de mama en mujeres

Evitar la obesidad, ya que  favorece la actividad estrogénica. Investigaciones recientes han podido comprobar que aumentar 20 kg durante la vida adulta predispone al cáncer de mama al llegar a la menopausia. Otra investigación demuestra que un índice de masa corporal (IMC) superior a 30 eleva en un 31% las probabilidades de desarrollar el tumor. Pero sin entrar en fórmulas matemáticas para averiguar el IMC, una forma de descubrir si te sobran kilos consiste en comparar tu peso con tu altura. Por ejemplo, una mujer que mide un 1,60 m, debería pesar unos 60 kilos y empezaría a ser una obesidad de riesgo a partir de los 70 kilos..

Descubre cuáles vitaminas y minerales  luchan contra el cáncer

No abusar de aparatos electrónicos El tejido mamario es muy sensible a las radiaciones electromagnéticas, ya que éstas favorecen la producción de un exceso de estrógenos.  Por ello, se recomienda evitar todo tipo de aparatos en la habitación a la hora de dormir y se aconseja mantener a cierta distancia del microondas cuando funcione

Evitar vivir continuamente estresada El estrés afecta directamente a la fase lútea del ciclo menstrual. Esta etapa dura desde que se acaba de ovular (a mitad de ciclo más o menos) hasta que lllega la regla y a lo largo de esos días, además de estrógenos, se secreta progesterona. Pero el estrés altera la producción de esta última hormona de forma que hay un exceso de estrógenos y su exceso aumenta el riesgo de cáncer mamario..

Evitar los sujetadores apretados (los que dejan unas marcas rojas en los hombros y debajo de los seno) y aquéllos que suben y realzan los senos, ya que, según estudios, las mujeres que usan este tipo de prendas las 24 horas del día tienen una mayor incidencia de cáncer de mama que aquellas que viven en culturas donde el uso del sujetador no es obligatorio.

Tener cuidado con ciertas sustancias que actúan como “estrógenos ambientales” Existen sustancias que la ciencia ha demostrado su relación con el cáncer de mama.  En este sentido, los productos que llevan componentes organoclorados (con cloro en su formulación) pueden estar hasta más de 40 años en el cuerpo. Normalmente se hallan en insecticidas para evitar plagas en frutas y verduras, en derivados de los plásticos o del petróleo y favorecen los cambios tumorales en las mamas. Lo mismo ocurre con las dioxinas que emiten las incineradoras y que se acumulan en animales de granja.

Es importante saber que las sustancias tóxicas no sólo se ingieren vía oral o bien a través del aire que respiramos, sino que también se absorben por la piel. Es el caso de los parabenos, una sustancia que se usa en cosméticos e higiene personal, y que aumentan el riesgo de cáncer. Para identificarlos, solamente es necesario fíjarse si en la etiqueta de los productos aparecen términos como metiletilpropil y butilparaben. Igualmente, se debe evitar el uso de desodorantes que contengan triclosán y las sales de aluminio

Desterrar ciertas creencias relacionadas con el cáncer de mama y que son totalmente falsas como:

    • Creer que el cáncer de mama sólo ocurre en mujeres ancianas. Falso Anualmente, cada vez más mujeres jóvenes son diagnosticadas con la enfermedad, ya que esta no distingue entre profesión, estilo de vida, edad, posición social ni raza.
    • Pensar que la mamograña es dolorosa y hace que el cáncer se expanda. Falso. No pasa de ser una leve molestia o un dolor pasajero para la paciente; es un examen seguro que no compromete la salud, pero sí podrá contribuir a prevenir dolencias futuras.
    • El cáncer de mama sólo afecta a la mujer.  Falso  Es importante que el hombre esté alerta, al igual que la mujer, a los cambios de su cuerpo y a cualquier anomalía (piel arrugada con hoyuelos en los pezones o coloración rojiza) y una vez detectado, acudir al médico.

Es importante observar que el consumo de aspirina reduce el riesgo del cáncer de mama  Un trabajo realizado recientemente por especialistas estadounidenses de la Universidad de Columbia en tres mil mujeres indica que la aspirina y otros antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno, podrían disminuir el riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer, como el de mama. La relación se basaría en que éstas sustancias bloquean la síntesis de prostaglandinas; no ocurre así en el caso del paracetamol.

 .

Conozca también

Remedios para los dolores en los senos o mamarios

El cáncer: Conozca sus síntomas y cómo prevenirlo

Remedios preventivos para el cáncer

Remedios para el cáncer de ovario

Remedios para el cáncer de huesos u oseo

Remedios para el cáncer de colon o colorrectal

Remedios para el cáncer de piel

¿Cómo desintoxicar el organismo?

Sus uñas pueden revelar trastornos de salud

Los beneficios de las vitaminas

Las leches vegetales: Una alternativa a la leche de vaca

remedios


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

1 comentario en Remedios para el cáncer de mama, seno o pecho (preventivos)

  1. ea hermoso remedio natural que cura de la maldita “ENFERMAD CANCER”

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*