Conoce

Vitaminas y minerales contra el cáncer

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


¿Por qué hay una conexión tan fuerte entre ciertos alimentos y la disminución del riesgo de padecer de cáncer?

Para empezar, una alimentación que constantemente incluye carne roja y alimentos grasos implica un exceso de radicales libres para el cuerpo. Éstas son moléculas inestables errantes que todos tenemos en el cuerpo que pueden dañar las células y hacerlas más susceptibles al cáncer.

En realidad, comer muchas verduras y frutas le da a su cuerpo una armadura de antioxidantes, las sustancias protectoras que ayudan a destruir a los radicales libres y que protegen las frágiles estructuras internas de sus células contra los daños que pueden resultar en el cáncer.

El primer paso para defenderse contra el cáncer es consumir las cinco raciones de frutas y verduras requeridas al día. Sin embargo, en tanto que la prevención puede comenzar en su plato, usted puede ir más allá con suplementos de antioxidantes específicos conocidos por sus acciones anticancerosas.

Además de una alimentación saludable, se recomienda un régimen de suplementos multivitamínicos de alta potencia y antioxidantes adicionales para la prevención del cáncer.

Dos de los antioxidantes más importantes son también los más conocidos, la vitamina E y la vitamina C. Estos dos son los favoritos cuando se trata de mejorar la salud general. Y para la prevención del cáncer, parecen ser un equipo estelar.

Es difícil obtener cantidades abundantes de la grasosa vitamina E por medio de fuentes alimenticias solamente. Se recomienda cantidades complementarias de 400 a 800 unidades internacionales (IU por sus siglas en inglés) al día.

La vitamina C, que es soluble en agua, es relativamente fácil de encontrar en los aumentos. Aunque la Cantidad Diaria Recomendada (DV por sus siglas en inglés) para la vitamina C es sólo de 60 miligramos, se sugiere una cantidad mucho mayor para la prevención y el tratamiento del cáncer. El recomienda entre 1,000 y 8,000 miligramos en dosis divididas a lo largo del día.

 

Ármese con el ácido fólico

Muchos doctores recomiendan a las mujeres embarazadas a que tomen ácido fólico, debido a que se ha demostrado que esta vitamina B reducirá el riesgo de defectos de nacimiento.

En los alimentos, el ácido fólico se presenta en una forma conocida como folato. Este nutriente es esencial. Si no está presente en cantidades suficientes, el cuerpo puede producir células anormales, conocidas como displasia, que pueden convertirse en cáncer.

Entre otros efectos benéficos, el ácido fólico parece ayudar a evitar el cáncer del colon. Los estudios indican que los hombres que no toman cantidades suficientes de ese nutriente tienen mayor riesgo de padecer de este tipo de cáncer que los hombres que sí lo hacen.

El estudio de salud de enfermeras en la Facultad Médica de Harvard encontró que el ácido fólico también es bueno para las mujeres. De hecho la cantidad de ácido fólico que contienen muchos suplementos multivitamínicos fue suficiente para reducir en más del 75 por ciento la tasa de cáncer del colon en las mujeres.

En el estudio, los investigadores examinaron información acerca de más de 120,000 enfermeras que fueron seleccionadas en 1976 y que posteriormente informaron a los investigadores sobre su condición cada dos años.

El riesgo de estas mujeres de sufrir de cáncer era menor mientras más tiempo tomaban vitaminas con ácido fólico.

Las enfermeras con la menor incidencia de cáncer del colon tomaban al menos la DV para el ácido fólico, 400 microgramos, una cantidad que se encuentra en muchos suplementos multivitamínicos. Sin embargo, hay pruebas de que podemos obtener los beneficios óptimos anticancerosos si tomamos una cantidad superior a la DV.

Tomar un suplemento multivitamínico que contenga ácido fólico es una buena costumbre. Usted también puede mejorar su alimentación diaria con alimentos ricos en folato. Entre los mejores, se encuentran el brócoli, frijoles (habichuelas) pintos y blancos, garbanzos, espinaca, semillas de girasol y cereales fortificados.

 

Cuídese con los carotenoides

Algunas investigaciones han relacionado a un grupo de sustancias llamadas carotenoides (precursor de la vitamina A)  con la disminución del riesgo de cáncer.

Sin embargo, en la mayoría de los estudios, los investigadores estudiaron los efectos de los alimentos ricos en carotenoides en lugar de los efectos de los suplementos.

También conocidos como carotenos, los carotenoides se llaman así por el nombre en latín de la verdura que es una de las más ricas fuentes alimenticias, la humilde zanahoria (Daucus carota).

Sin embargo, ésta no es la única verdura que contiene este valioso nutriente. Las verduras rojas como los tomates, las verduras con un fuerte color anaranjado como la calabaza (squash) y las hojas color verde oscuro como la col rizada también contienen grandes cantidades de diversos tipos de carotenoides.

De todos los carotenoides que se han estudiado, el betacaroteno es el más destacado. En los primeros estudios, los investigadores encontraron que el grupo de personas que obtuvo la mayor cantidad de este nutriente por parte de los alimentos también presentaba mucho menos casos de cáncer.

El betacaroteno fue aclamado como la vitamina antioxidante más nueva (ya se habían descubierto dos anteriores) por su capacidad de proteger tanto la parte externa como interna de las células contra el daño causado por los radicales libres.

Sin embargo, cuando los investigadores comenzaron a estudiar los suplementos de betacaroteno, observaron que los beneficios no se aplicaban a todas las personas que incrementaban su consumo.

Para los fumadores, el betacaroteno puede tener un efecto negativo. Dos estudios demostraron que los fumadores que tomaban dosis altas en forma de suplemento tenían en realidad más probabilidades de desarrollar cáncer del pulmón que los fumadores que no tomaban betacaroteno.

Estos resultados han llevado a los expertos a ser cautelosos al recomendar los suplementos de betacaroteno a todo el mundo. Es cierto que un nutriente que representa un riesgo para los fumadores puede ser más benéfico que dañino para las personas que no fuman.

Los fumadores ya corren un riesgo alto de sufrir cáncer de pulmón, y, quizá debido a ello, reaccionan al betacaroteno en forma diferente de que quienes no fuman. Sin embargo, los investigadores se preguntan si podría ser dañino tomar betacaroteno aislado del resto de los carotenoides, y con esa pregunta aún por resolverse, no es posible recomendar un suplemento de betacaroteno como una medida preventiva general.

No obstante, las dosis moderadas de carotenoides que provienen de los aumentos continúan demostrando que son bastante prometedores en la lucha contra el cáncer.

Si usted desea agregar algún suplemento más a una aumentación con cantidades moderadas de carotenoides, podría probar un suplemento conocido como carotenoides mixtos (mixed carotenoides).  Se aconseja buscar uno que proporcione betacaroteno, gamacaroteno (gamma-carotene), licopeno (lycopene), luteína (luteirí) y zeaxantina (zeaxanthin).

 

La cuestión de la cuota de calcio

No hace mucho tiempo, el calcio parecía estar en posición para convertirse en un gran suplemento anticanceroso. Los estudios sugerían que tomar grandes cantidades de este mineral benéfico para los huesos haría algo más que mantener sólido a su esqueleto. En particular, los pólipos precancerosos que pueden resultar en cáncer del colon aparentemente se presentan con mucha menor frecuencia en las personas que toman una cantidad superior a la DV de calcio.

Posteriormente hubo un estudio de la Facultad de Medicina de Harvard y algunos expertos comenzaron a cuestionar si el calcio en dosis elevadas era realmente tan útil para evitar el cáncer.

Los investigadores examinaron los hábitos alimenticios de aproximadamente 48,000 hombres que participaron en un estudio de seis años llamado el Health Professionals Follow-Up Study (Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud). Encontraron que las tasas de cáncer de la próstata se incrementaban cuando los hombres incluían más calcio en su alimentación. Las mayores tasas de cáncer prevalecían especialmente entre aquéllos que tomaban más de 2,000 miligramos al día, según el Dr. Giovannucci, quien fue coautor del estudio.

¿Qué provoca los efectos contradictorios del calcio? Según Robert E. C. Wildman, Ph.D., profesor auxiliar de Nutrición Humana en la Universidad de Delaware en Newark, podría ser que otros nutrientes desempeñen un papel opuesto. “Parece ser que un alto incremento del consumo de calcio puede tener un efecto deprimente en la forma activa de la vitamina D“, explica. De acuerdo con el estudio, la vitamina D puede desempeñar un papel importante en la prevención del crecimiento celular descontrolado que puede convertirse en cáncer de la próstata.

¿Entonces cómo resolver en forma segura el dilema del calcio? Las mujeres premenopáusicas y todos los hombres menores de 65 años necesitan un suplemento diario de 1,000 miligramos. Las mujeres que ya pasaron la menopausia y que no están llevando una terapia de reposición hormonal y los hombres mayores de 65 años necesitan 1,500 miligramos diarios. No exceda estas cantidades a menos que su doctor lo considere necesario por razones médicas, dice el Dr. Wildman.

La DV para la vitamina D es de 400 IU al día para cualquier persona. El Dr. Wildman le recomienda quedarse en una zona segura, cerciorándose de obtener la cantidad recomendada de este importante

 

Conozca también

El cáncer: Conozca sus síntomas y cómo prevenirlo

Remedios para el cáncer de colon o colorrectal

Remedios para el cáncer de útero

Remedios para el cáncer de mama

Remedios naturales para el cáncer de ovario

Remedios para el cáncer de próstata

jugos curativos

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*