Conoce

Remedios con genciana para la digestión, anemia y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La genciana es una hierba perenne, perteneciente a la familia de las gencianáceas, que alcanza una altura hasta de 1,2 metros.

En cuanto a sus hojas, son de color verde, ovaladas, opuestas y grandes y, aquéllas que se ubican en la base, se presentan reunidas en una roseta.

Las flores de la genciana son de color amarillo o naranja y la floración comienza a principio del verano.

Con relación a sus frutos, éstos son del  tipo cápsula que termina en una punta cónica y dentro sus semillas se presentan aladas. La raíz de la genciana es larga y carnosa y se recoge después de 10 años de vida.

Su nombre probablemente se deriva de Gencio, el rey de la Illiria, quien fue el descubridor de sus virtudes medicinales.

La genciana fue muy popular entre los romanos quienes la cultivaban para curar los trastornos intestinales, contra los parásitos  e incluso Plinio el Viejo, en su libro Historia Natural, señala que esta hierba es consideraba un buen antídoto contra el veneno de las serpientes.

En el siglo XIV, la genciana era utilizada para purificar el hígado, y en Alemania, durante el siglo XVI, se recomendaba masticar trozos de genciana para reforzar el aparato digestivo.

En la actualidad, la genciana se emplea tanto en el mundo de la medicina natural como en el culinario como ingrediente básico en los aperitivos y licores amargos, como la angostura.

Las raíces de genciana se recogen en otoño. Se utilizan frescas para la producción de licores, pero se secan para usos medicinales. Las mejores raíces se secan rápidamente y permanecen blanquecinas durante varios meses antes de oscurecerse. Las raíces que se secan demasiado lentamente acaban fermentando.

 

Propiedades curativas

Las raíz de genciana presenta principios activos como taninos, amargos como la gencia picrina y la amarogenciana (la sustancia más amargas que se conoce) y glucósidos (genciopicrina, genciomarina y genciina). Además contiene diversos azucares y pectina.

Debido precisamente por su acción amarga, la raíz estimula la secreción de todas las glándulas digestivas incluidas las glándulas salivales.  Por esa razón, abre el apetito (combatiendo así la anorexia) y facilita la digestión.

Igualmente, puede resultar útil para aliviar las gastritis crónicas, que cursan con escasa secreción de los jugos gástricos y en las flatulencia.  En cuanto a los casos de convalecencia por una enfermedad larga, también ejerce un efectivo control.

La genciana tiene una acción colerética y colagoga.   Es decir, beneficiosa al hígado y la vesícula, ya que estimula la secreción de la bilis y su vaciamiento al duodeno.

Si una persona cae de cierta altura y llega a golpearse órganos internos de importancia donde se estanca la sangre, encontrará alivio con un cocimiento de raíz de genciana, pues ésta hace desparramar la sangre estancada.

Recientemente, se ha comprobado que la cocción de la raíz de genciana fortalece al sistema inmunológico  contra las infecciones debido a que produce un incremento de leucocitos (leucocitos glóbulos blancos) lo que representa una gran ayuda para prevenir los catarros y la gripe.

Se puede emplear la genciana de forma externa como tónico capilar que favorece el crecimiento del cabello y para blanquear manchas cutánea

La genciana favorece la absorción de una amplia variedad de nutrientes, entre ellos el hierro y la vitamina B12, por tanto, resulta útil para la anemia con deficiencia de hierro (consecuencia en general de una pérdida de sangre). Suele añadirse a las prescripciones para mujeres con menstruación abundante.

En medicina tradicional china, la genciana se utiliza en una fórmula (long dan xie gan wan) para tratar infecciones crónicas de la vejiga urinaria, herpes, úlceras de la boca y vértigo.

Remedios populares

Remedio con genciana para estimular el apetito  Lavar perfectamente y cortar un pequeño trozo de raíz de genciana cruda.  Dejar que se disuelva con la saliva y, aunque tiene un sabor amargo, sus efectos son casi inmediatos.

Remedio con genciana para el dolor de estómago Verter 1  cucharada de raíz de genciana con 1 cucharada de manzanilla y unas gotitas de miel en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar reposar durante 5 minutos. Tornar una taza cuando se  siente  el malestar.

Remedio con genciana para las flatulencias  Hacer hervir 1 cucharada de raíz de genciana durante 5 minutos en 1 taza de agua. Tomar 3 tazas diarias una antes de las comidas; para darle otro aroma añadir unos granitos de anís estrellado.

Remedio con genciana para el hígado graso Mezclar partes iguales de genciana, boldo y cardo mariano. Dejar reposar la mezcla toda la noche en agua y beber en ayunas, una cucharada por medio vaso de agua agregando unas gotitas de limón para mejorar su sabor.

Remedio con genciana para hígado perezoso o lento: Verter en una taza de agua 1 cucharada de hojas de genciana y hervir durante 5 minutos.  Beber 1 taza caliente luego de cada comida

Remedio con genciana para eliminar las manchas de la mano y de la cara. Mezclar 1 cucharadita de genciana y diente de león en medio vaso de agua. Hervir durante 5 minutos, dejar enfriar, colar y agregar unas gotas de limón. Empapar una bolita de algodón y aplicar sobre las manchas para blanquearlas.  Evitar la exposición de la área al sol durante varias horas

Remedio con genciana para mejorar la digestión: Dejar macerar en 1 litro de alcohol de 90°, durante 1 mes los siguientes ingredientes: 20 gr de manzanilla, 20 gr de abrótano hembra, 20 gr de genciana, 20 gr de centaurea menor, 10 gr de cálamo aromático, 25 gr de canela, 25 gr de ajenjo y 30 gr de jengibre. Filtrar y tomar 15 gotas disueltas de esta tintura en agua antes de las comidas principales

Remedio con genciana para la anemia: Machacar 3 gr. de raíz de genciana y verter en una taza de agua fría durante cuatro horas.

 

Receta saludable

Vino de genciana

Ingredientes
30 g de raíz de genciana
1 litro de vino blanco o jerez

Macerar los ingredientes durante nueve días, y después colar y embotellar. Suele tomarse una copita antes o después de comer.

Otras opciones son el de prepararlo con la misma cantidad de vino de oporto y 50 g de raíz de genciana o rebajar la genciana a 10 o 15 g y agregar otro tanto de corteza de naranja amarga.

También puede prepararse un vino con 25 g de tintura de genciana y medio litro de vino de málaga o de madeira. Mezclar los ingredientes y beber una copita, como aperitivo, antes de las comidas.

 

Precauciones

Evitar su consumo en el caso  de las mujeres embarazadas o quienes estén lactando porque su sabor amargo pasaría a la leche, que resultaría así desagradable para el bebé.

Evitar abusar en dosis excesivas porque puede provocar vómitos y si se sufre de hiperacidez (úlceras gastroduodenales, por ejemplo).

Evitar su consumo las personas nerviosas, pues la genciana las irritaría. Conoce más contraindicaciones de la genciana y sus efectos secundarios.

 

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*