Conoce

Remedios para las distensiones y desgarros musculares

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La distensión se refiere a lesión o rotura de un músculo.

A veces, se denominan roturas musculares y generalmente se producen por la falta de flexibilidad de un músculo, su falta de fuerza o resistencia para realizar una determinada actividad.

La mayoría de las distensiones se localizan en el lugar donde el músculo se encuentra con el tendón, aunque pueden presentarse también en el centro del músculo.

Los niños menores de ocho años tienen menos propensión a presentar distensiones que el resto de personas. Los ligamentos de los niños son más gruesos y sus huesos se rompen con más facilidad que los ligamentos.

Las personas que practican deportes activos sufren más distensiones que las menos activas. Las distensiones musculares ocurren con mayor frecuencia en los músculos que han sufrido lesiones previamente.

Las distensiones, como los esguinces, también se clasifican en tres grados diferentes. La distensión de grado I se considera leve. Se define por una tumefacción localizada sin una rotura significativa de la unidad músculo-tendón. El estiramiento o la contractura del músculo pueden ser dolorosos.

Las distensiones de grado II indican alguna rotura brusca de la unidad músculo-tendón. A menudo muestran una pérdida de fuerza y movilidad activa, pero el músculo no está completamente roto.

La distensión de grado III indica una rotura completa de la unidad músculo-tendón. Esta lesión es muy dolorosa y, en el momento de producirse, la persona refiere a menudo haber escuchado un ruido como un chasquido.

El lugar de la lesión suele ser bastante visible, y existe un defecto significativo en el músculo que se puede apreciar con los dedos. La distensión muscular de grado III suele acompañarse de un hematoma importante.

Las distensiones de grado I suelen ser autodiagnosticados. Los músculos no se aprecian por rayos X, por lo que las distensiones musculares de grados II y III suelen diagnosticarse mediante exploración física.

Aunque el principal problema de las distensiones es una torsión o lesión de un músculo, pueden aparecer complicaciones adicionales como resultado de la tumefacción e inmovilización de la zona lesionada. 

Por ello, resulta conveniente observar los siguientes remedios caseros y rcomendaciones naturales:

 

Remedios populares

Remedio para las distensiones y desgarros musculares #1: Aplicar hielo durante las primeras 48 horas, compresión (con vendas elásticas) y elevación por encima del nivel del corazón.

Remedio para las distensiones y desgarros musculares #2: Consumir piña y cúrcuma, ya que son antiinflamatorios naturales el primero rico en bromelaína.

Remedio para las distensiones y desgarros musculares #3: Aplicar el remedio homeopático árnica (Árnica montana) puede emplearse inicialmente durante algunos días, seguido de hiedra venenosa para las lesiones relacionadas con las articulaciones o Ruta graveolens para las relacionadas con los músculos.

Remedio para las distensiones y desgarros musculares #4: Usar la tintura de  árnica (se puede conseguir en las farmacias botánicas o herbolarios) de forma externa.  Se puede combinar con el remedio homeopático de árnica.

Remedio para las distensiones y desgarros musculares #5: Tomar 2 tazas de infusión de sauce al día para ayudar a aliviar el dolor.  No tomar este remedio si se sufre de alergia a la aspirina.

Remedio para las distensiones y desgarros musculares #6: Aplicar paños empapados en una solución de sales de Epsom y agua.

Quizá te interese conocer

Quizá te interese conocer Relajantes musculares naturales que puedes hacer en casa

 

Recomendaciones

Los terapeutas nutricionales recomiendan vitamina C y bioflavonoides para suplementar una dieta rica en cereales enteros, frutas y verduras frescas.

La acupuntura se utiliza para tratar el dolor y acelerar el proceso de curación de los tejidos dañados, al movilizar la energía bloqueada en el área. El calor radiante de la moxibustión también puede emplearse para mejorar la respuesta de curación de los tejidos lesionados.

Existen formas especializadas de masaje y manipulaciones de tejidos blandos que se pueden utilizar con diferentes finalidades. El masaje tiene efectos significativos para mejorar la circulación local, favorecer una movilidad más precoz y acelerar la respuesta curativa en el tejido dañado. A menudo se utiliza en combinación con otras terapias que incluyen estiramientos y aumento del rango de ejercicios motores.

Quizá te interese conoce Vitaminas y minerales para evitar los calambres

Las distensiones se pueden prevenir mediante el calentamiento previo al ejercicio, realizando las actividades de forma adecuada, teniendo cuidado de no realizar ejercicio después de superar el punto de fatiga y vendando ciertas articulaciones para protegerlas de las lesiones.

 

Conozca también

Remedios naturales para la fascitis plantar

Aceites esenciales para el dolor muscular

Qué es la distrofia muscular y cuáles son sus terapias alternativas y remedios

Remedios para los calambres

Remedios para el dolor de pies

Remedios para pies cansados, hinchados o con mala circulación

Remedios caseros paa las tortícolis

Remedios para los dolores de rodilla

Video recomendado

bbannersaludnaturalybelleza1

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*