Conoce

Remedios con malvavisco para la tos, resfriado y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El malvavisco es una planta vivaz, perteneciente a la familia de las malváceas, originario de Europa.

El tallo es recto, con pocas ramas y pubescente. En cuanto a sus hojas, éstas son suaves al tacto, alternas, ovales, dentadas y con lóbulos poco marcados.

Las flores, de color rosa pálido o blanco y tamaño regular, están provistas de un doble cáliz, y el fruto es semejante al de la malva.

Las civilizaciones griega y romana ya utilizaban el malvavisco por sus propiedades medicinales, como alivio de problemas del aparato digestivo y como desinfectante natural.

El malvavisco se reproduce por semillas. Es una especie que crece de manera silvestre en áreas húmedas y frescas. Suele aparecer cercana a cursos de agua o al litoral, ya que aguanta bien la salinidad de los suelos, pero también aparece en terrenos húmedos de zonas llanas. Su cultivo en huertos debe realizarse a la sombra.

Se utilizan las raíces, hojas y flores. La raíz se debe secar al sol, ya que contiene bastante agua. Las hojas se recolectan después de la floración, que se produce en junio, y las flores se recogen en plena floración. Tanto hojas como flores deben secarse antes de ser consumidas. La raíz tiene un alto contenido en mucílagos y almidón

 

Propiedades curativas

El malvavisco tiene propiedades emoliente, balsámicos, laxantes y calmantes. Las flores y las raíces de la planta contienen una sustancia pegajosa y espesa llamada mucílago. Esta sustancia, según investigaciones, mejora la inflamación de las mucosas, especialmente de vías respiratorias y digestivas.

En este sentido, el mucílago puede ayudar a que se deje de toser. Por ello, resulta muy efectivo para tratar resfriados, gripe, bronquitis, entre otros. 

En efecto, en el siglo XIX, los médicos cocinaban un preparado hecho con el zumo de las raíces de malvavisco, claras de huevo y azúcar, y los mezclaban haciendo un espumoso merengue que endurecían, creando así un dulce medicinal utilizado para aliviar los dolores e irrtación de la garganta de los niños. Incluso, a comienzos del siglo pasado, compitió contra otros dos remedios en un estudio del este de Europa sobre supresores de la tos, el malvavisco superó a ambos.

El malvavisco se usa, también, para combatir problemas del aparato digestivo, como dolores de estómago y gastritis.

De forma externa, esta planta resulta adecuada en la elaboración de cataplasmas para mejorar problemas de irritaciones cutáneas, heridas, forúnculos, inflamaciones y eczemas. También se utiliza como laxante.

.

Remedios populares

Remedio con malvavisco para el dolor de garganta: Verter sobre una cucharadita de raíz seca desmenuzada una taza de agua hirviendo. Dejar que repose por 10 minutos. Tomar dos o tres al día.

Remedio con malvavisco para la gastritis: Hervir, por 10 minutos, en tres tazas de agua una cucharada de malvavisco y jengibre. Después, agregar una cucharada de ulmaria.  Dejar reposar durante 10 minutos.  Tomar esa preparación tres veces al día.

Remedio con malvavisco para las quemaduras: Verter en medio litro de agua caliente 2 puñados de hojas desmenuzadas de malvavisco  y dejar en reposo por 8 horas.  Aplicar, a modo de compresas, sobre la zona afectada.

Remedio con malvavisco para la gripe:. Mezclar a partes iguales malvavisco, borraja, llantén, tomillo y pulmonaria y extraer 1 cucharada.  Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tomar de 3 a 4 tazas diarias

Remedio con malvavisco para los forúnculos: Hervir durante 10 minutos  en un litro de agua un puñado de raices de malvavisco.  Transcurrido ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar. Émpapar una bolita de algodón y poner sobre el forúnculo.

Remedio con malvavisco para la tos #1. Triturar en un mortero 1 pedazo de raíz de malvavisco, previamente lavada y picada, hasta reducirla a polvo finísima. Tomar dos o tres cucharaditas de calé al día, en mermelada o miel, o en obleas.

Remedio con malvavisco para la tos #2 Macerar, durante veinticuatro horas, 100 g de raices secas en un litro de agua fría. Filtrar y disolver en el agua hirviendo 150 g de azúcar. Una vez frío, verter el jarabe en una botella de vidrio oscuro. Tomar una copita antes de acostarse. Este remedio tiene dos funciones: Hace conciliar el sueño y combate, a la vez, la tos especialmente la nocturna.

Quizá te interese conocer

Remedio con malvavisco para las infecciones urinarias Mezclar, a parte iguales, hojas de milenrama, llantén, malvavisco, ortigas tiernas y la parte aérea de la vara de oro.  Machacar y extraer una cucharada y verter en una taza de agua que esté hirviendo. Cubrir y dejar en reposo por 15 minutos, colar y beber hasta 2 tazas al día hasta que la infección urinaria ceda.

Remedio con malvavisco para la artrosis:  Hervir, por 5 minutos, un puñado de raíz de malvavisco y de cola de caballo en un cuarto de litro de agua.  Retirar del fuego, dejar refrescar y colar.  Tomar esta preparación a lo largo del día.

 

Precauciones y contraindicaciones

Los diabéticos deben tener prudencia a la hora de consumir malvavisco, ya que dosis elevadas puede hacer variar drásticamente el azúcar en la sangre. Conoce más contraindicaciones del malvavisco y efectos secundarios

 

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*