Conoce

Remedios para el cancer de esofago

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El esófago es una parte del tracto gastrointestinal superior (GI)  que tiene la forma de un tubo largo que suministra alimentos, líquidos y saliva desde la boca y la garganta hasta el estómago.

El cáncer esofágico es un tumor maligno que se encuentran en los tejidos del esófago que comienzan en la mucosa y que,  a medida que crecen más profundamente en la pared esofágica, aumenta el riesgo de que se propaguen a otras partes del cuerpo.

Este cáncer se puede encontrar en cualquier parte del esófago. En los países occidentales, como Estados Unidos, este cáncer se encuentra más comúnmente en la sección inferior del esófago y donde el esófago se encuentra con el estómago (unión gastroesofágica).

El cáncer de esófago puede ocurrir en diferentes tipos de células que existen en el esófago. Los principales tipos de cáncer son:

Carcinoma de células escamosas: comienza en las células que recubren el esófago (mucosa), que se llaman células escamosas. Este tipo de cáncer es más común en la parte media y superior del esófago y es más común en Asia.

Adenocarcinoma: comienza en el tejido glandular de la mucosa, que se encuentra en la parte inferior del esófago. Si el cáncer de esófago no se encuentra y se trata temprano, puede crecer a través de la pared hacia estructuras cercanas. Los cánceres esofágicos también pueden diseminarse al sistema linfático a los ganglios linfáticos cercanos y a través del torrente sanguíneo a otras partes del cuerpo, con mayor frecuencia al hígado. También puede invadir la tráquea, los pulmones y el revestimiento alrededor del corazón.

Este tipo de cáncer es más comun en hombre (el 65% de las personas diagnosticadas con cáncer de esófago son hombres).

Alrededor del 80% de los cánceres de esófago se diagnostican en personas de 60 años o más. La edad promedio en que las personas son diagnosticadas con cáncer de esófago es alrededor de 71.

Los factores de riesgo comunes incluyen el tabaquismo, el alto consumo de alcohol y una dieta baja en frutas y verduras frescas.

Otros factores de riesgos son:

  • Tener afecciones médicas, incluida la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y el esófago de Barrett
  • Poseer antecedentes personales o familiares de trastornos gastroesofágicos, como hernia de hiato, pólipos, ulceración o esofagitis
  • Consumir alimentos ahumados, salados, encurtidos o pobremente refrigerados
  • Tener obesidad
  • Exponerse de forma prolongada a ciertos humos químicos, fertilizantes o agentes de limpieza en seco
  • Consumir de forma frecuente líquidos muy calientes.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y el esófago de Barrett son factores de riesgo importante para el cáncer de esófago tal como aparece listado arriba.

Las personas que tienen episodios repetidos de reflujo (acidez estomacal) pueden ser diagnosticadas con ERGE. Esto es cuando el ácido del estómago regresa al esófago. Con el tiempo, las paredes del esófago se dañan, causando inflamación o pérdida de tejido (esofagitis).

En algunas personas, esto puede causar que las células que recubren el esófago sean reemplazadas por un tipo diferente de célula. Esto se llama esófago de Barrett el cual predispone a la aparición del cáncer de esófago.

En sus etapas iniciales, pueden no presentarse síntomas. Este tipo de cáncer, en particular, es generalmente de crecimiento lento y pueden crecer durante muchos años antes de que se noten los síntomas los cuales pueden ser los siguientes:

  • Dolor al tragar
  • Acidez o reflujo nuevos o que empeoran
  • Desarrollo de molestias en la parte superior del abdomen, especialmente cuando se come
  • Vómitos de sangre
  • Heces negras o sangrientas
  • Cansancio persistente e inexplicable
  • Sensación de comida o fluidos que quedan ‘atrapados’ en la garganta o episodios de asfixia al tragar
  • Pérdida de peso inexplicable

.

Remedios populares

Remedio para el cancer de esofago #1: Consumir hongos reishi todos los días.

Remedio para el cancer de esofago #2: Verter 1 cucharada de hojas de guanábana en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 3 tazas al día.

Remedio para el cancer de esofago #3: Verter a una taza de agua que esté hirviendo 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.  Dejar refrecar, revolver y tomar 2 tazas al día.

Remedio para el cancer de esofago #4: Hacer una infusión de la planta llamada uña de gato.

Remedio para el cancer de esofago #5: Tomar una infusión de hojas de frambuesas negras (o consumir un puñado de estas frutas) una vez a día.  La investigación recién publicada en la Asociación Estadounidense de Investigación sobre Prevención del Cáncer identifica una clase de flavonoides llamados antocianinas en frambuesas negras que se ha demostrado que inhiben el crecimiento de células cancerígenas y estimulan la apoptosis (la muerte de células cancerosas) en el esófago de ratas tratadas con esófago carcinógeno. 

.

Conozca también

Remedios para el cáncer del estómago o estomacal

Dieta anticancer

Zumos para el cáncer

Col o repollo para prevenir el cáncer

Remedios para el cáncer anal, rectal o del ano

remedios

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*