Conoce

Tintura de diente de león: Para qué sirve y cómo se prepara

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Toda la planta de diente de león es útil como medicina y como alimento. La raíz es un clásico tónico hepático, o «pu-rificador de la sangre», que produce un efecto estimulante y descongestivo sobre el hígado.

Estimula también la digestión gracias a sus compuestos amargos que, al entrar en contacto con los receptores situados en la lengua, envían un mensaje al tracto digestivo diciéndole: ¡prepárate, que llega la comida! (las hojas tienen un efecto similar).

La raíz estimula la producción de bilis, que a su vez ayuda a descomponer el colesterol y la grasa.

La raíz de diente de león tiene un gusto ligeramente amargo. Cuando está tierna, puede picarse como si fuese una zanahoria y añadirse a las sopas y los salteados. También está deliciosa cortada en rodajas y encurtida. Utiliza cualquier receta de encurtidos y te sorprenderá su sabor tan exquisito.

La hoja de diente de león se lleva utilizando desde hace muchísimo tiempo como diurético leve en casos de retención de líquidos. Sin embargo, a diferencia de los diuréticos sintéticos, es una buena fuente de potasio y nos aporta este nutriente tan importante en lugar de agotarlo.

Las hojas son también una buena fuente de hierro, calcio, vitaminas y un rico surtido de oligoele-mentos. De hecho, son un alimento muy valorado en todo el mundo. En Europa y la zona mediterránea se cocinan al vapor, a menudo acompañando a otras verduras silvestres, y se sirven regadas con aceite de oliva y zumo de limón. ¡Exquisitas! Añádeles unos daditos de queso feta y tendrás un festín de diente de león.

Las hojas tienen un puntito amargo; tanto cocidas como en infusión, están mejor cuando se combinan con otras plantas más suaves. Mi forma favorita de tomarlas es cocidas al vapor y luego dejadas durante toda la noche en un adobo italiano con montañas de miel. ¡Mmmm, buenísimas! El adobo suaviza las hojas y elimina gran parte del amargor.

Incluso las flores son alimento y medicina. Puedes convertirlas en delicioso vino de diente de león o rehogarlas suavemente con mantequilla para que adquieran un maravilloso sabor y una textura crujiente que recuerdan a los de los champiñones fritos. Las flores y los tallos contienen un líquido lechoso que sirve para eliminar las verrugas. Funciona pero tienes que ser constante; aplica el líquido fresco directamente sobre la verruga varias veces al día durante dos o tres semanas y verás cómo desaparece.

.

Cómo preparar la tintura de diente de león

Las raíces de diente de león y de bardana son una combinación excelente y muy popular para depurar y activar el hígado. Esta tintura es útil en casos de digestión mala o lenta, en trastornos de la piel como acné y eccema, y en cualquier problema general de salud en el que pueda estar implicado el hígado.

Ingredientes
1 parte de raíz de barana
1 parte de diente de león
Alcohol de 40º

Preparación
Prepara una tintura con las raíces siguiendo las instrucciones:
Pica las plantas e introducir en un tarro de vidrio. Vierte por encima una cantidad de alcohol suficiente para cubrirlas entre 4 y 8 centrímetros (2 o 3 pulgadas) y cierra herméticamente el tarro.

Coloca el tarro en un lugar cálido y soleado  y dejar que las plantas se maceren por 5 semanas.  Cuela las plantas y ponga el líquido en un tarro de vidrio, guarde en un lugar fresco y oscuro.  Tomar 15 gotitas disueltas en una taza de agua tibia.

.

Cómo cultivar el diente de león

El diente de león es tan rústico, está tan extendido y abunda tanto que casi no existen motivos para plantarlo. No tienes más que caminar en primavera por el sendero más cercano y encontrarás campos enteros llenos de alegres flores. Deja el césped sin segar y, al cabo de unas pocas semanas, dispondrás de una buena cosecha de hojas de diente de león.

De todas formas, si por la razón que sea no dispones de una provisión constante de hojas y raíces frescas, no desesperes. No existe otra hierba tan fácil de plantar y cultivar.

Quizá te interese conocer

¡No es nada caprichoso! Aunque puede crecer en cualquier parte, prefiere los suelos ricos y ligeramente húmedos y las exposiciones a pleno sol. Siembra directamente las semillas en otoño para que las hojas salgan a principios de primavera. Puedes recolectarlas durante toda la temporada, tanto si la planta está en flor como si no lo está. De todas formas, las hojas más jóvenes resultan más frescas, menos amargas y más tiernas.

Las raíces pueden recolectarse a finales de otoño. Eso sí, no esperes demasiado porque, cuando son más viejas, están más amargas y leñosas. Y aunque no tengas ninguna otra razón para cultivarlo, hazlo por las abejas y otros polinizadores, a los que les encanta.  Conoce más contraindicaciones del diente de león y efectos secundarios.

.

Conozca también

Remedios para las miomas o fibromas

Té Darjeeling: Propiedades, receta y contraindicaciones

Propiedades de la moringa para asma, anemia, osteoporosis y más

Aceites esenciales para esclerosis multiple o EM

Dieta para la fatiga o antifatiga

recetas saludables

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*