Conoce

Vitaminas y minerales para la arteriosclerosis

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El endurecimiento y estrechamiento de las arterias no es una enfermedad nueva. La momia de un egipcio que murió a los 40 años, hace 2.100 años, muestra placa de arteriosclerosis. Y la enfermedad se está haciendo más común.

Autopsias realizadas a soldados muertos en Corea y en Vietnam mostraron que un 77 por ciento de esos saludables jóvenes tenía algo de arterioesclerosis, mientras que en estudios semejantes, llevados a cabo durante las guerras mundiales Primera y Segunda, se revelaron pocos o ningún síntoma de la enfermedad.

Como todos los soldados estaban activos físicamente, comían aproximadamente las mismas cantidades de colesterol y grasas, y estaban expuestos al mismo estrés, se han investigado una serie de explicaciones para este cambio de la salud arterial. El aumento del consumo de azúcar, junto a la carencia de fibra en las comidas procesadas, se consideran responsables en parte.

Sin embargo, la información científica indica cada vez más que los antioxidantes podrían ser la clave crucial para el secreto de las arterias sanas.

Basándose en la teoría del Dr. Passwater de que las arterias obstruidas son causadas por la acumulación de células mutantes que están en los aditivos e insecticidas que se echan a los alimentos, se está investigando en estudios clínicos, el control de los radicales libres por medio de vitaminas antioxidantes.

.

Vitaminas para la arteriosclerosis

El betacaroteno y las vitaminas C y E (los mayores antioxidantes) aparentemente ayudan a impedir los depósitos de grasa sobre las paredes arteriales, cazando y eliminando los radicales libres producidos dentro del cuerpo, inhalados o ingeridos de fuentes externas.

Vitamina A En forma de betacaroteno, de 15.000 a 50.000 unidades internacionales IU diarias por sus propiedades antioxidantes.

Complejo B Una tableta que contenga todas las vitaminas del complejo B, una o dos veces al día. Las vitaminas B ayudan a metabolizar la grasa. Bajo supervisión médica, se han usado de 100 a 3.000 miligramos de niacina en dosis divididas para dilatar las arterias pequeñas y reducir el colesterol.

Vitamina C y bioflavonoides De 500 a 5.000 miligramos de vitamina C y de 300 a 600 miligramos de bioflavonoides, todos los días, en dosis divididas. Además de ser eliminadores de los radicales libres, el ácido ascórbico y los bioflavonoides ayudan a conservar la salud de las paredes arteriales de forma que sean menos susceptibles a las lesiones ateroescleróticas.

Vitamina E Cien unidades internacionales IU al día, aumentando gradualmente hasta 400 a 1.000 IU. Además de su capacidad antioxidante, la vitamina E ayuda a eliminar las cicatrices arteriales, lo que impide la formación de depósitos ateroescleróticos, ayuda a disolver coágulos sanguíneos ya existentes y, según se publicó en el Journal of the American College of Nutrition (octubre de 1991), reduce en un 80 por ciento la capacidad que tienen las plaquetas para adherirse a las paredes arteriales

.

Minerales para la arteriosclerosis

Calcio y magnesio De 500 a 1.500 miligramos de calcio, más 300 a 750 miligramos de magnesio, en dosis diarias divididas. El calcio es esencial para el funcionamiento de los nervios y los músculos, así como para fortalecer el esqueleto. Cuando existe una deficiencia de calcio, el organismo lo extrae de los huesos (lo cual puede conducir a osteoporosis), y parte del calcio extraído se adhiere a las paredes arteriales antes de ser llevado a las áreas donde se necesita.

El magnesio es necesario para la asimilación del calcio y para impedir que las células se calcifiquen. Aunque se aconseja una proporción de calcio y magnesio de dos a uno, algunos asesores en nutrición creen que las proporciones deben revertirse, de manera que se provea más magnesio que calcio.

Selenio De 100 a 200 microgramos al día. El selenio ayuda a que las vitaminas C y E protejan contra las placas arteriales.

Zinc De 10 a 30 miligramos al día. Cantidades adecuadas de zinc reducen la probabilidad de que las grasas se depositen en las arterias, y ayudan a la limpieza de las arterias que ya están obstruidas.

.

Suplementos para la arteriosclerosis

Lecitina Dos cápsulas con cada comida, o una o dos cucharadas de gránulos todos los días. La lecitina emulsiona las grasas de la sangre de manera que puedan ser utilizadas por el organismo y se cree que ayuda a desintegrar las placas que están en las paredes arteriales.

.

Conozca también

Dieta para la arteriosclerosis

Remedios para limpiar la sangre

Pros y contras de la terapia de quelación

Jugos para fortalecer el corazón y las venas

Dieta para bajar el colesterol malo

Remedios colesterol

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*