Conoce

Remedios con benjui para la tos, artrosis y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 

El árbol de benjuí, perteneciente a la familia de las estiracáceaes, es originario  de Java, Sumatra, Tailandia y otras áreas tropicales de Asia y puede llegar a medir hata más de 30 metros Sus flores son  blancas y muy fragantes.  

Es importante observar que cuando el árbol tiene más de siete años, se puede extraer, mediante cortes triangulares en la corteza, una savia espesa que, al endurecerse, se convierten en una masa resinosa de un color que va del amarillo al pardo-rojizo.  

Durante el ciclo productivo promedio de una década, cada árbol suministra un total de aproximadamente 13.5 kilogramos de resina de benjuí.

Para usar esta resina, ya sea en medicina natural o en aromaterapia,  es menester fundirlas por acción del calor aunque en algunas farmacias botánicas o herbolarias ya lo venden preparados para su utilización.

Los pueblos antiguos usaban el benjuí como incienso, debido a su aroma dulce y sedante. Además, creían que tenía la virtud de alejar a los espíritus malignos.

A menudo, el benjuí se añadía a los cosméticos, con objeto de mantener el cutis limpio y juvenil. Los integrantes de diversas y numerosas culturas han valorado su capacidad para estimular la piel.

Al agregar benjuí a las grasas animales usadas en la obtención por enfleurage de los aceites de jazmín y nardo, los perfumistas protegían esos valiosos extractos contra la ranciedad. Asimismo, el benjuí fue un importante componente en cajas aromatizantes, pebetes o velas, saquitos y sobrecitos perfumados, y jabones de tocador.

 

Propiedades curativas

La tintura de benjuí, conocida también como bálsamo del fraile, se utilizaba para contrarrestar el escalofrío, combatir la gripe, y aliviar el dolor de garganta, la tos y la laringitis. En tanto que estimulante del movimiento de los fluidos corporales, se le empleaba con objeto de mejorar la circulación, favorecer la orina, disminuir la congestión y disipar gases. Las bailarinas aplicaban el bálsamo del fraile en sus pies adoloridos.

En Europa, hay médicos que continúan recurriendo a la resina de benjuí para tratar padecimientos respiratorios tales como el asma, la bronquitis, el resfriado, la tos, la laringitis, la sinusitis, el dolor de garganta y la amigdalitis. Su acción calmante tonifica los pulmones, y sus virtudes expectorantes reducen la congestión y ayudan al cuerpo a arrojar las flemas. La resina de benjuí contribuye a acrecentar la fortaleza, la resistencia y la energía del organismo, y resulta particularmente útil durante la convalecencia.

La resina de benjuí favorece la circulación, disminuye el dolor provocado por la artritis y el reumatismo, y mitiga el dolor de músculos y articulaciones resultante del exceso de ejercicio o de actividad física.

Mejora la digestión, apacigua el tracto digestivo y da alivio a la flatulencia. Como diurético, la resina de benjuí aumenta la orina, ayudando a reducir el malestar del aparato urinario en los casos en que se dificulta orinar o la orina es escasa. Debido a la propiedad antibacteriana de esta resina, se suele usar para combatir la leucorrea y la micosis causada por levaduras. Asimismo, puede ser valiosa en el tratamiento de algunos síntomas de síndrome premenstrual.

La resina de benjuí mitiga el salpullido y acelera la cicatrización de heridas y llagas. Disminuye la inflamación y la irritación de la piel, y cura el enrojecimiento y el prurito provocados por la psoriasis, el eccema y otras formas de dermatitis.

Los químicos especializados en cosmética suelen añadir benjuí a los productos protectores de la piel, porque esta resina ayuda a sanar la piel agrietada o ampollada.

Su acción rejuvenecedora repara la piel reseca y cuarteada, en especial la de manos y talones.

 

La resina de benjuí contribuye a conservar la elasticidad de la piel y preserva su flexibilidad. La aplicación constante de esta sustancia tiene la capacidadde llegar a desvanecer las cicatrices.

En aromaterapia se usa el benjuí para suministrar calma y paz, y disminuir la tensión nerviosa, el estrés y la ansiedad.   Si se sienta emocionalmente exhausto, el benjuí podrá sosegar sus nervios agotados. Asimismo, transmite una sensación de bienestar en crisis de tristeza o soledad, y su efecto reparador coadyuva a vencer la depresión y restaurar la confianza. La resina de benjuí disipa la ira, reduce la irritabilidad y aminora la preocupación.

Su aroma dulce es ligeramente sensual, exótico e inductor de euforia. Algunas personas afirman que contribuye a superar trastornos sexuales, en especial la impotencia y la eyaculación precoz.

 

Remedios populares

Remedio con benjuí para cicatriz:  Verter 2 gotas de aceite esencial de benjuí en 1 cucharada de aceite de almendras Luego, aplicar directamente sobre las cicatrices y dar suaves masajes varias veces al día..

Remedio con benjuí para el síndrome premenstrual  Verter, en 3.75 mililitros de aceite de jojoba (aceite base), 4 gotas de aceite de salvia alemana o amaro, 2 gotas de aceite de ilang-ilang,  3 gotas de aceite de geranio, 1 gota de aceite de rosa  1 gota de aceite de benjuí y 2 gotas de aceite de neroli y mezclar  Emplear esta fórmula como fragancia para aliviar las alteraciones nerviosas que puede producir el síndrome premenstrual..

Remedio con benjuí para el insomnio Poner unas gotas de cualquiera de los siguientes aceites esenciales en un vaporizador o difusor: Manzanilla, jazmín, lavanda, azahar, melisa, neroli, rosa, ylang-ylang, sándalo, mejorana dulce, benjuí, mandarina, valeriana y nardo, ya que facilitan la relajación e inducen al sueño.

Remedio con benjuí para el eccema  Hervir 1 litro de agua y, una vez suelte el hervor, retirar del fuego.  Colocar un puñado de flores de violeta en un recipiente y luego verter el agua sobre las flores.  Tapar el recipiente y dejar reposar por media hora. Filtrar, exprimiendo perfectamente las flores y posteriormente adicionar 3 gotitas de tintura de benjuí.  Lavar el área afectada con esta loción

Remedio con benjuí contra la flacidez facial Mezclar 1/4 de cucharadita de tintura de benjuí en 1/4 de taza de infusión de rosas o bien de saúco o azahar. Filtrar con una gasa y aplicar el tónico sobre el rostro con algodón, manteniéndolo hasta que esté seco. Sirve para reafirmar la piel y mantenerla fresca.

Remedio con benjuí para la artrosis: Verter en un recipiente limpio 45 mililitros de aceite de oliva  y después adicionar 15 mililitros de aceite de linaza, 4 gotas de aceite de mejorana, 6 gotas de aceite de manzanilla, 3 gotas de aceite de cilantro, 2 gotas de resina de benjuí, 3 gotas de aceite de romero,  1 gota de aceite de pimienta y 1 gota de aceite de jengibre.  Mezclar bien los ingredientes y proporconar masajes sobre las zonas afectadas según se requiera.

Remedio con benjuí para la tos: Mezclar 3 gotas de aceite de benjuí, 3 gotas de aceite de mirto y 3 gotas de aceite de mirra una cucharada de aceite de almendra y aplicar sobre el pecho dos veces al día.

 

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

1 comentario en Remedios con benjui para la tos, artrosis y más

  1. Me gusta mucho remedios populares ya que encuentro muchas recetas que me benefician tanto exterior como interiormente gracias se les aprecia

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Remedios piel seca, reseca o cutis seco

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*