Conoce

Remedios para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Hemos recibido preguntas sobre el quiste pilonidal y cuáles son sus mejores remedios caseros y naturales.  En este sentido, es importante explicar, primero, qué es un quiste pilonidal.

Un quiste pilonidal es un quiste que se forma en la parte superior del pliegue de las nalgas. Estos quistes pueden comenzar siendo pequeños, pero tienen el potencial de aumentar de tamaño.

Debido a la zona en la que se forman, pueden agravarse fácilmente, infectarse e inflamarse, lo que produce una gran cantidad de molestias, especialmente si se permanece sentado por mucho tiempo.

Lo complicado de los quistes pilonidales es el hecho de que, para empezar, no sabemos muy bien qué los causa. Sin embargo, hay algunos factores que parecen causar un quiste pilonidal o, al menos, contribuir a su creación.

Pelos encarnados Se cree que, como muchos otros quistes, los quistes pilonidales pueden ser causados ​​por pelos encarnados. De hecho, pilonidal significa “nido de pelos”.

Lesión / trauma Durante un largo período de tiempo, se pensó que las lesiones y los traumatismos eran factores contribuyentes en la formación de un quiste pilonidal. Muchos soldados en la Segunda Guerra Mundial fueron diagnosticados con quistes pilonidales, y en ese momento, los quistes fueron culpados del trauma que un jeep podría hacerle a su cóccix. Esto fue lo suficientemente extendido como para que los quistes también se conocieran como “enfermedad de Jeep”.

Síntomas del quiste pilonidal Los síntomas de un quiste pilonidal pueden variar de persona a persona y depender de si el quiste está infectado. El quiste en sí aparecerá como un bulto hacia la parte superior del pliegue en el trasero. Podría ser tan pequeño como un grano, especialmente cuando comienza, pero un pilonidal puede agrandarse un poco.

El quiste en sí es un saco de piel lleno de líquido. Si el quiste se abduce, ese saco puede llenarse de pus. Los siguientes síntomas pueden estar presentes en un quiste pilonidal, especialmente cuando está infectado:

  • Pelo que sobresale de la lesión
  • Piel enrojecida y dolorida alrededor del área
  • Dolor al sentarse o pararse
  • Hinchazón del quiste
  • Pus o sangre que drena del absceso, causando un olor fétido
  • Formación de más de un tracto sinusal, o agujeros en la piel

.

Remedios populares

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #1: Usar una almohadilla térmica o un paño calentado, ya que puede acelerar el proceso de curación promoviendo el drenaje del quiste y aliviando cualquier dolor e incomodidad. Simplemente coloque una compresa tibia sobre el quiste pilonidal durante varios minutos. Repita este tratamiento tres o cuatro veces al día.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #2 Combinar una parte del aceite de árbol de té con 10 partes de agua. Remojar un hisopo de algodón en la mezcla y colocar sobre el quiste. Enjuagar después de 10 minutos y repita el tratamiento dos o tres veces al día. El aceite de árbol de té tiene propiedades antifúngicas, antibacterianas y antiinflamatorias para destruir la infección. Es uno de los remedios caseros pilonidales más comunes.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #3 Combinar dos o tres cucharaditas de vinagre de sidra de manzana orgánico crudo y media taza de agua tibia para una solución curativa. Remoje una bolita de algodón en la solución y aplíquela directamente sobre el quiste durante un minuto. Repita tres o cuatro veces cada día.  Este remedio reduce la inflamación y alivie el dolor con los componentes del vinagre de sidra de manzana. Tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antisépticas. También puede tomar este remedio agregando una cucharadita de vinagre de sidra de manzana a agua tibia.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #4 Disolver una cucharada de sal de Epsom en una o dos tazas de agua tibia. Usando un hisopo de algodón empapado en agua, aplíquelo sobre el quiste para un tratamiento de 20 a 30 minutos. Repita una vez por día. También puede agregar una taza de sal de Epsom por cada seis pulgadas de agua en una tina para un baño relajante Como un poderoso tratamiento natural de quiste pilonidal, las propiedades de la sal de Epsom pueden apuntar al dolor y la inflamación. El contenido de sulfato de magnesio promoverá el drenaje del pus.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #5 Usar una bola de algodón y aceite de ricino calentado como tratamiento temporal directamente en el quiste y sosténgalo con un vendaje. Reemplace la bola de algodón dos o tres veces al día.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #6 Poner ajo triturado directamente sobre el quiste y cubrir. Enjuagar después de unos minutos y repetir una vez al día. Consumir unos dientes de ajo seguidos de agua potable también puede ayudar en el proceso de curación. El ajo tiene componentes antibióticos y antifúngicos naturales para atacar las infecciones y estimular el sistema inmunológico.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #7 Aplicar gel de aloe vera o sábila directamente sobre el quiste pilonidal para un tratamiento de 15 a 20 minutos. Enjuague y repita tres o cuatro veces al día. Otra opción es remojar una bolita de algodón en el gel fresco de una planta de aloe vera durante al menos cinco minutos. Coloque el gel sobre el quiste durante 30 minutos. Repita después de dos horas.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #8 Combinar una cucharada de cúrcuma en polvo y agua para obtener una pasta que se utilizará en el quiste. Una vez seco, enjuague y repita dos o tres veces al día. También puede agregar una cucharadita a un vaso de leche y beber diariamente. La cúrcuma tiene la poderosa propiedad antiinflamatoria de la curcumina junto con un componente antiséptico para atacar las infecciones.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #9 Empapar una bolsa de té negro durante cinco minutos en agua tibia antes de colocarla en el quiste. Después de cinco a 10 minutos, retírelo y repítalo con bolsas de té nuevas tres veces al día.

Remedio para el quiste pilonidal, quiste sacro o absceso pilonidal #10 Usar un puñado de hojas de neem y muela en una pasta para colocar directamente sobre el quiste. Enjuague después de 20 minutos. Repita tres o cuatro veces cada día. Prevenga la infección con el uso de neem y sus propiedades antibacterianas y antisépticas.

.

Recomendaciones

Practicar buena higiene Mantenga el área limpia y limpia. Exfolia para asegurarte de eliminar la piel muerta y otros restos del área que pueden convertirse en material para formar quistes.

Mantenerse en movimiento Si te sientas por un largo período de tiempo debido al trabajo, etc., asegúrate de quitarte el trasero de vez en cuando y caminar o pararte durante unos minutos antes de regresar a tu asiento.

Evitar la ropa ajustada La ropa apretada en la región posterior puede evitar que el vello crezca hacia fuera, e incluso puede empujar el vello hacia adentro, lo que ayuda a crear un quiste.

.

Conozca también

Remedios para el quiste ganglionar o de ganglio

Remedios para quiste en el lóbulo auricular o quiste detrás de la oreja

Remedios para la foliculitis

Remedios para lipomas o bolas de grasa

Remedios para quistes sebáceos

Remedios para la infección del ombligo u onfalitis

infusiones medicinales

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*