Hipertensión

 

La hipertensión o presión arterial alta se considera el asesino silencioso y es causado por la vida sedentaria del mundo moderno, las presiones mentales y físicas .

Aunque la presión alta  también puede deberse a anormalidades hormonales (feocromocitoma, hiperaldosteronismo, síndrome. de Cushing), enfermedades renales (pielonefritis, estenosis de la arteria renal), enfermedades cardiovasculares (coartación de la aorta), el uso de drogas y algunos medicamentos (anticonceptivos orales, cocaína, alcoholismo) y la preeclampsia

Entre los síntomas más comunes de hipertensión tenemos:

  • Respiración corta
  • Dolor de cabeza
  • Sudoraciones
  • Rubor facial
  • Pulso rápido
  • Mareo
  • Alteraciones visuales
  • Sonido de zumbido en los oídos
  • Manchas en los ojos como objetos oscuros volantes

La presión arterial se mide con un instrumento llamado sphygnomanometero en milímetros de mercurio.

La presión más alta que se alcanza durante cada latido del corazón recibe el nombre de presión sistólica, y la más baja entre dos latidos; presión diastólica. La mayoría de los adultos jóvenes tienen presión aproximada de 120/80. Sin embargo, ésta aumenta con la edad  hasta llegar incluso a160/90.

 

Remedios populares

Remedio para la hipertensión #1: Tomar tres veces al día un vaso de cocimiento de ajo.

Remedio para la hipertensión #2: Hacer un batido de pepino y tomarlo diariamente.

Remedio para la hipertensión #3:  Colocar 10 gotas de aceite de lavanda en un pañuelo e inhalar sus vapores para controlar los casos hipertensión que atracan de forma sorpresiva. (Remedio proveniente de la aromaterapia).

Remedio para la hipertensión #4: Verter una taza de agua hirviendo sobre 2 puñaditos de flores de espino albar y dejar reposar durante 25 minutos.  Tomar una taza tres veces al día.

Remedio para la hipertensión #5: Cocer un puñado de hojas de olivo en un litro de agua, colar y guardar en un recipiente. Beber uno o dos vasos al día.

Remedio para la hipertensión #6: Hervir 2 hojas de naranja y 2 de guanabana en medio litro de agua durante 10 minutos. Retirar de fuego y dejar enfriar.  Tomar esta infusión dos veces al día.

 Remedio para la hipertensión #7: Colocar una cebolla pequeña y troceada, 7 dientes de ajo pelados y el zumo de un limón. Agregar agua hasta cubrir los ingredientes y dejar toda la noche.  Colar y beber en ayunas durante 9 días.

Remedio para la hipertensión #8: Masajear lentamente y en forma circular el pecho con7 a 10 gotas de aceite esencial de lavanda y mejorana con 20 ml de aceite de jojoba.

Remedio para la hipertensión #9: Combinar angélica con tila, cola de caballo, abedul e hinojo, a partes iguales y colocar 1 cucharada de esta mezcla en una taza. Hervir durante 3 minutos, dejar en reposo y colar. Tomar una o dos tazas al día.

Remedio para la hipertensión #10: Lavar, sacar las semillas y las cáscaras de 15 uvas grandes. Extraer su jugo y mezclarlo con medio vaso de agua.  Tomar como desayuno durante 10 días.

Remedio para la hipertensión #11: Lavar y cortar una berenjena.  Colocar con todo y cáscara en una licuadora junto con un vaso de agua.  Licuar por unos instantes. Colar y tomar  durante 10 días tomar en ayunas.  Este remedio no es recomendable para las personas que sufren de tensión baja.  

Remedio para la hipertensión #12: Verter en una licuadora, previamente lavada y picada, 50 gr de espinacas, el jugo de un limón, 1 cucharadita de miel y un vaso de agua.  Batir por unos instantes.  Tomar un vaso cada tercer día.

Remedio para la hipertensión #13: Verter en una taza de agua que esté hirviendo dos hojas de mango, previamente lavadas.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar dos tazas de esta infusión al día durante 3 días consecutivos todas las semanas.  

Remedio para la hipertensión #14: Preparar una mezcla con 30 gr de drosera, 30 gr de hojas de olivo, 30 gr de espino albar, 20 gr de muérdago y 20 gr de cola de caballo. Extraer 1 cucharada la cual se  verterá en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tomar 3 vecesal día.

Remedio para la hipertensión #15: Preparar una mezcla con 30 gr de hojas de olivo y 30 gr de espino albar y extraer 1 cucharadita de la mezcla. Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo. Beber 2 tazas al día

Remedio para la hipertensión #16 Hervir durante 3 minutos, 15 hojitas de muérdago en 1/2 litro de agua y tomar 2 tazas al día durante 5 a 7 días, después de las comidas por 20 días.

Remedio para la hipertensión #17: El remedio homeopático dependerá de los síntomas y del tipo constitucional:

  • Aconitum napellus. Individuos fuertes y vigorosos en los cuales la hipertensión viene acompañada de angustia. Se tomarán 5 granulos en disolución cada seis horas.
  • Aurum metallicum. Tipo constitucional moreno y pletórico, con muchas venillas en la nariz, irascible y con poca confianza en sí mismo. La hipertensión produce palpitaciones, que parecen mejorar en verano.
  • Baryta carbónica. Indicado para ancianos que padecen arteriosclerosis.
  • Calcárea carbónica. Adultos pequeños y rechonchos que se desaniman con facilidad. Les sube la tensión ante el más mínimo esfuerzo físico o intelectual.
  • Lachesis. Individuos obesos que hablan mucho cuando están excitados, pero que se deprimen con facilidad. La presión se modera al aire libre.
  • Phosphorus. Individuos altos y delgados, así como adolescentes con intensos deseos sexuales

Remedio para la hipertensión #18:La acupuntura ha demostrado ser muy buena en el tratamiento de la hipertensión, ocupándose de la debilidad subyacente y de los bloqueos en el sistema energético. En general, se estimularán los siguientes acupuntos: sanyinjiao, baihui, mingmen, zusanli, fenglong, chongyang, renying, yintang, taichung, tianchuang, quchi, hegu, yongquan, taixi, jueyinshu, shenshu y zuqiaoyin...

Remedio  para la hipertensión #19. Colocar en infusión 2 cucharadas de hojas secas de vincapervinca en 1/2 litro de agua que esté hirviendo.  Beber de dos a tres al día

Remedio  para la hipertensión #20. Verter 4 gotas de aceite de ilang-ilang, 3 gotas de aceite de amaro o salvia romana y 2 gotas de aceite de mejorana en una tina o bañera llena con agua caliente. Sumergirse en este baño durante 20 minutos.

Remedio  para la hipertensión #21. Verter 10 gotas de aceite de amaro, 8 gotas de aceite de ilang-ilang, 10 gotas de aceite de lavanda, 4 gotas de aceite de mejorana y 10 gotas de aceite de limón  en una botella pequeña de vidrio con tapa de cerrado hermético y mezclar. Añadir una porción de esta preparación a un difusor o lámpara, según se necesite.

Remedio  para la hipertensión #22. Mezclar muérdago, 5 gr.; bolsa de pastor, 10 gr.; diente de león, 20 gr.; cola de caballo, 15 gr.; sanguinaria, 10 gr. y milenrama, 10 gr.  y extraer una cucharada de esta mezcla. Verter en una taza de agua que esté hirviendo y dejar en infusión. Tomar 2 o 3 tazas al día.

Remedio  para la hipertensión #23. Mezclar fuco vejigoso, 10 gr.; milenrama, 20 gr.; espino blanco, 5 gr.; muérdago, 10 gr. Extraer una cucharadita de la mezcla y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión.  Beber 2 tazas al día.

Remedio  para la hipertensión #24. Mezclar corazoncillo, 30 gr. y milenrama, 20 gr. y extraer una cucharadita.  Hervir en una taza de agua por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar. Tomar 2 veces al día.

Remedio para la hipertensión #25  Combinación de hierbas naturales con el fin de bajar la presión (disponible en nuestra tienda)  

 

Recomendaciones

Recomendaciones nutricionales 

Reducir el consumo de sal (sodio) debido a que contribuye a que el organismo retenga más líquidos, causando un aumento de presión sobre las arterias. Para ello se debe evitar la ingesta de alimentos como:

  • Ketchup (Una cucharada contiene 156 miligramos de sodio).
  • Frutas secas
  • Hojuelas de todo tipo
  • Bicarbonato (como el polvo de hornear, ya que está hecho de sodio).
  • Queso (Una porción de media taza del requesón contiene 425 miligramos de sodio).
  • Patatas fritas
  • Carne o pescado ahumado o salado,
  • Jamones
  • Cubitos para caldo y salsas

También se sugiere leer las etiquetas de las latas y de otros productos alimenticios con el fin de verificar su contenido de sodio.

 

Una lata de8 onzas (224 g) de tomate cocido, por ejemplo, puede contener más de 800 miligramos de sodio, mientras que otra tal vez sólo tenga 70.

Se debe buscar en la etiqueta el término “sodium-free” sin sodio o también “low-sodium” bajo en sodio.

Por el contrario, desconfíe al ver la palabra “light”, ya que una salsa de soya light, por ejemplo, de todas maneras puede contener 605 miligramos de sodio por cucharada.

Comer frutas y verduras particularmente rico en potasio, calcio y magnesio.  Segùn varios estudios, se ha detectado que las personas que  consumen calcio y magensio obtenido de los alimentos corren menos riesgo de sufrir hipertensión debido a que gracias a estos minerales los vasos sanguíneos se dilatan.  Es decir, se hacen más grandes, y le dan a la sangre el espacio que necesita para fluir sin presión. Se puede obtener calcio de la leche descremada, el  tofu, el jugo de naranja enriquecido con calcio, la col rizada, el brócoli y el repollo.  

En cuanto al potasio, éste ayuda al cuerpo a expulsar el sodio.  Por ello, resulta beneficioso su consumo en el caso de hipertensión. Alimentos que contienen potasio son los frijoles, la papa, el aguacate o palta, las habas blancas, el plátano amarillo (guineo, banana) y las frutas secas, como los albaricoques y las pasas.

Comer pescado, ya que parece que su aceite es esencial para mantener la presión en un nivel sano y estable.

Reemplazar la sal Las personas sometidas a una dieta sin sodio, debido a problemas de hipertensión, podrían agregar una o dos cebollas verdes a sus comidas la cual tiene un sabor parecido a la sal sin serlo.

 

Recomendaciones generales

Evitar el estrés tanto como sea posible.  Un medio para controlarlo consiste en aprender técnicas de relajación y visualización, ya que pueden ayudar a bajar la tensión arterial cuando la enfermedad tiene motivos psíquicos o emocionales..

Dormir lo suficiente.

Limitar el consumo de alcohol a una o dos copas al día (preferiblemente vino rojo)

Cuidar el peso, ya que existen estudios que indican que las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de sufrir de hipertensión.  

Hacer ejercicios, pero no  los isométricos.  El ejercicio como caminar a paso rápido, andar en bicicleta y nadar ayudan a reducir la hipertensión.   Sin embargo, se debe evitar los ejercicios isoméricos como el levantamiento'de pesas, que ocasionanuna meteórica elevación temporal de la presión sanguínea

Realizar automasajes como los siguientes:

  •  Con la palma derecha e izquierda alternativamente, se amasa profundamente el abdomen, girando lentamente en el sentido de las agujas del reloj. A continuación, se restriega la parte inferior de la espalda con los puños cerrados hasta que la piel se caliente ligeramente.
  • De pie con las piernas separadas, se levantan las manos hasta la altura del pecho. En primer lugar se mueve la mano izquierda: se extiende lo máximo posible hacia la izquierda, siguiéndola con los ojos y volviendo al mismo tiempo la cabeza y el tronco también hacia la izquierda lo máximo posible. Se dejará que la mano derecha cuelgue naturalmente, con la palma mirando hacia adentro y los dedos ligeramente doblados. Empleando un máximo de concentración, se lleva muy despacio la mano derecha hasta el rostro, para a continuación extenderla hacia la derecha. Los ojos seguirán la mano, y la cabeza y el tronco girarán hacia el mismo lado. A continuación, se deja colgar la mano izquierda del mismo modo que habíamos hecho con la derecha. Se repite el ejercicio las veces que se desee..

Llevar un control de la presión arterial.  Se aconseja que las personas que sufren de hipertensión midan regularmente su presión sanguínea en casa con el fin de vigilar su estado de salud lo cual es beneficioso, ya que ayuda a percatarse de cómo la dieta y los ejercicios están afectando la presión sanguínea y también elude la reacción a "la bata blanca": debido a la cual muchas personas, al entrar en el consultorio médico, se ponen tensas y sus presiones se elevan considerablemente. 

Si una mujer está embarazada, se aconseja  que se tome la presión arterial frecuentemente, ya que  la hipertensión no tratada durante el embarazo puede representar una seria amenaza para la madre y el niño.

Discutir menos.  Según investigaciones realizadas, no sólo el discutir eleva la presión arterial sino que se ha demostrado que prácticamente cualquier comunicación (no sólo la palabra hablada sino también hasta el lenguaje a señas que usan los sordo) puede aumentar  la presión sanguínea.

Tener una mascota. Según varios estudios, se confirma la aceptación de la terapia con mascotas la cual ayuda no sólo a las personas que sufren de hipertensión sino también de enfermedades coronarias.

 

Conozca también

Remedios caseros para bajar el colesterol

La sal: Amiga o enemiga

Dieta para combatir la hipertensión

Dieta para combatir el colesterol malo

Remedios presión alta

 

 

 

 
 

Síguenos en:

Remediospopulares.com en Facebook

Remediospopulares.com en Twitter

Remediospopulares.com en Youtube

Remediospopulares.com en Google+

 

 

Sabías que...

 

El magnesio previene la hipertensión.  Éste se obtiene de los pescados, kiwis, naranjas manzanas y frutas secas entre otros

 

 

Medicina alternativa

 

Acupresión

Arcilloterapia

Aromaterapia

Auriculoterapia

Ayurveda

Cristaloterapia

Cromoterapia

Frutoterapia

Hidroterapia

Hidroterapia cálida

Hieloterapia

Homeopatía

Musicoterpia

Las flores de Bach

Masaje terapéutico

Meditación

Reiki

Risoterapia

Tratamientos

con compresas

Yoga

Vapoterapia

 

 

 

Sitios de interés

alimentos saludables

Remedios y recetas de jugos curativos

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos para ganar dinero y ahorrar

Remedios para adelgazar

 

 

Trucos caseros para la limpieza del hogar

 

Trucos caseros y remedios con:

Bicarbonato de sodio

Leche

Miel

Papa

Vinagre

Yogur

 

 

 

Descarga el e-book "Reducir su colesterol de manera natural"

remedios colesterol

Incluye más de 50 recetas saludables para combatir el colesterol

 

 

Temas más consultados en belleza

   Alimentos que    rejuvenecen

   Caída de cabello

   Caspa

   Celulitis

   Estrías

   Manos agrietadas

  Senos firmes

   Manchas en la piel

   Ojeras

   Piel sensible

   Cosméticos caseros

    (ver más)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                    

                                  Descarga más de 200 recetas con poca grasa

 

 

 

 

Remedios populares  para:

 Acidez

 Acné

 Adelgazar

 Afonía

 Aftas o llagas en la  boca

 Afrodisiacos

 Alcoholismo

 Alergias

 Alzheimer

 Amenorrea o falta de  menstruación

 Amigdalitis

 Ampollas

 Anemia

 Angina de pecho

 Aumentar de peso

 Arritmia cardiaca

 Arteriosclerosis

 Artritis

 Artrosis

 Ansiedad

 Ansiedad por comer

 Asma

 Boca seca

 Bronquitis

Bruxismo

 Bulimia

 Bursitis

 Calambres musculares

 Cálculos biliares

 Cálculos renales

 Callos

 Calor

 Cáncer

 Cáncer de mama

 Cáncer de próstata

 Cansancio

 Caries (prevención)

 Cataratas

 Ciática

 Cicatrices

 Cicatrización

 Cistitis

 Circulación

 Colesterol

 Cólicos biliares

 Cólicos nefriticos

 Cólera

  Cirrosis hepática

  Colitis

 Congelamiento

 Congestión nasal

 Contusiones

 Conjuntivitis

 Corazón

 Dejar el café

 Dejar de fumar

 Dejar de morder uñas

 Degeneración macular

 Depresiones

 Depresion postparto

 Defensas bajas

 Dermatitis

 Dientes manchados

 Diverticulosis y  diverticulitis

 Diabetes

 Diarrea

 Diarrea del viajero

 Dolor crónico

 Dolor de cabeza

 Dolor de cuello

 Dolor de hombros

 Dolor de espalda

 Dolor de estómago

 Dolor de muela

 Dolor de pies

 Dolor de rodilla

 Dolor menstrual

 Dolor de oído

 Eccema

 Embarazo (molestias)

 Endometriosis

 Enfermedad celiaca

 Enfermedad de Crohn

 Enfermedad de Meniere

 Enfermedad de  Parkinson

 Enfisema

 Erisipela

 Esclerosis múltiple

 Esguinces y torceduras

 Estreñimiento

 Estrés

 Eyaculación precoz

 Falta de apetito

 Faringitis

 Fibromialgia

 Fisuras en el ano

 Flebitis

 Flatulencia

 Fiebre

 Forunculos

 Frigidez (falta de deseo  sexual femenino)

 Garganta irritada

 Gastritis

 Gastroenteritis

 Gingivitis

 Glaucoma

 Gota

 Goteo posnasal

 Granos

 Gripe

 Halitosis (mal aliento)

 Hemorragias nasales

 Hemorroides

 Hepatitis

 Heridas y rozaduras

 Herpes genital

 Herpes labial

 Herpes zóster

 Higado graso

 Hiperactividad

 Hipertensión

 Hipo

 Hipoglucemia

 Hipotiroidismo

 Hipotensión o presión  baja

 Hongos en las uñas

 Ictericia

 Impotencia sexual

 Incontinencia urinaria

 Indigestión

 Infarto (prevención)

 Infertilidad

 Infecciones urinarias

 infecciones vaginales

 Insomnio

 Intoxicación por  alimentos

 Intolerancia a la  glucosa

 Intolerancia a la lactosa

 Juanetes

 Lactancia

 Laringitis

 Labios agrietados

 Lumbago

 Lupus

 Mal olor en los pies

 Mareos

 Melasma

 Memoria

 Menopausia

 Menstruación irregular

 Migraña

 Mononucleosis

 Náuseas

 Nerviosismo

 Neuralgias

 Ojos cansados

 Orzuelos

 Osteoporosis

 Otitis

 Padrastros

 Parásitos intestinales

 Pecas

 Pediculosis o  infestación de piojos

 Picadura de insectos

 Picadura de medusa

 Pie de atleta

 Prolapso uterino  

 Próstata

 Psoriasis

 Quemaduras

 Quemaduras solares

 Resaca

 Resfriados

 Reumatismo

 Retención de líquidos

 Riego cerebral

 Rinitis

 Ronquidos

 Rosácea

 Sabañones

 Sarampión

 Seborrea

 Sequedad vaginal

 Sindrome de la fatiga   crónica

 Triglicéridos

 Timidez

 Tiña

 Tos

 Tuberculosis

 Ulceras

 Uñas enterradas

 Urticaria

 Varicela

 Várices

 Verrugas

 Vitiligo

 Vómitos

 Zumbidos en los oídos,  acúfenos o tinnitus

 

 

Nota: Estos remedios no deben sustituir los tratamientos médicos; sólo son un complemento y el autor no será responsable de su uso y consecuencias de su empleo

 www.remediospopulares.com  todos los derechos reservados. El contenido de esta página no es libre para ser usado en otros sitios  y no deberá ser copiado sin autorización del autor.