Conoce

Remedios para el cáncer de páncreas (preventivos)

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La frecuencia del cáncer de páncreas va en aumento en todo el mundo durante los últimos años, especialmente en los países desarrollados. Es el cuarto o quinto tumor que causa más muertes por cáncer en general y el segundo más frecuente en el aparato digestivo tras el de colon.

Se trata de un tumor muy agresivo que se desarrolla por la degeneración maligna de las células pancreáticas. Predomina en los varones de entre 50 y 60 años de edad, aunque su incidencia entre las mujeres también se está incrementando.

Se han propuesto diversos factores predisponentes o desencadenantes de este tipo de tumor, si bien la relación de éstos no es muy clara en ocasiones o incluso es controvertida. Estos factores son:
• Tabaco, café y alcohol.
Pancreatitis crónica y diabetes mellitus de larga evolución.
• Raza negra.
• Exposición industrial al petróleo y sus derivados.
• Dietas ricas en grasas y carne.
• Predisposición genética o hereditaria.

El cuadro clínico del cáncer de páncreas es muy inespecífico, lo que implica que la mayoría de los pacientes son diagnosticados cuando la enfermedad está muy avanzada.

De hecho, los síntomas que aparecen son como consecuencia de la afectación de otros órganos vecinos y no tanto por la suya propia. Según la localización del tumor podemos dividirlos en:
• Cáncer de cabeza de páncreas: 75% del total.
• Cáncer del cuerpo del páncreas: 10% del total.
• Cáncer de cola de páncreas: 5% del total.

El resto corresponde a tumores extendidos por toda la glándula o alrededor de la misma. Se denominan tumores periampulares a los que se sitúan alrededor de la cabeza del páncreas con una sintomatología similar, aunque no procedan de la propia glándula sino de estructuras cercanas como el duodeno, el colédoco y otras.

Los síntomas principales del cáncer de páncreas son:

• Dolor abdominal, normalmente localizado en la franja superior del mismo, irradiado desde el epigastrio central hacia los flancos y, en ocasiones, hacia la espalda.

Es un dolor similar al de la pancreatitis crónica, a veces intermitente y muy angustiante, que puede empeorar con las comidas y mejorar con determinadas posturas como la flexión del tronco.

Ictericia, picor, orina oscura y heces blanquecinas, todo ello en relación con la obstrucción de la vía biliar por la masa tumoral invasiva. Todos estos síntomas avanzan a medida que progresa la enfermedad.

• Pérdida de peso, cansancio, náuseas y vómitos, anorexia (falta de apetito), saciedad precoz, flatulencia y diarrea con expulsión de grasa como consecuencia de la obstrucción del conducto de salida de las enzimas hepáticas. En ocasiones aparece un verdadero pánico a la comida por el dolor y la dificultad que provoca su digestión.

• Diabetes de instauración repentina sin antecedentes previos de la enfermedad.

• Tromboflebitis sin causa explicable que puede preceder en ocasiones al resto de los síntomas.

Depresión y cambios de conducta y personalidad, presentes hasta en el 75% de los casos, como consecuencia del deterioro físico tan rápido que se manifiesta en el individuo.

La aparición brusca de algunos síntomas como la ictericia acompañada de elevaciones de bilirrubina en pocos días es un signo altamente sospechoso de tumor de cabeza de páncreas. En otros casos, como anteriormente hemos mencionado, los signos pueden ser inespecíficos o de instauración tan lenta que cuando se asocian a la enfermedad ya es demasiado tarde.

Las metástasis del cáncer de páncreas pueden encontrarse en el pulmón, el hígado, el esqueleto y en los ganglios linfáticos abdominales que rodean a esta glándula.

En los tumores más desarrollados pueden afectarse regiones ganglionares más lejanas como la pelvis, el cuello y la región supraclavicular.

El diagnóstico del cáncer de páncreas se basa en la exploración física y la realización de una serie de pruebas complementarias en aquellos individuos que presentan alguno de los signos o síntomas de sospecha anteriores

Quizás te interese saber si el ajo sirve para prevenir el cáncer

• La exploración física puede detectar una masa abdominal palpable, una vesícula distendida o edemas en los miembros inferiores, aunque en la mayoría de los casos suele ser anodina o poco específica hacia ningún proceso en concreto. La fiebre sin ningún foco infeccioso conocido también puede estar presente.

• Pruebas complementarias: algunos marcadores tumorales pueden hacer sospechar la enfermedad aunque el diagnóstico definitivo requiere de otras pruebas como la ecografía, el escáner y la toma de biopsias de la lesión para confirmar la presencia de células malignas.

Descubre si la: Terapia de Gerson ¿De verdad, cura el cáncer?

Aunque el cáncer de páncreas requiere de un tratamiento médico, los remedios naturales pueden complementarlos.

 

Remedios populares

Remedio para el cáncer de páncreas #1: Consumir brócoli en ensaladas y jugos a diario. Según estudios, los fitoquímicos, presentes en los brotes de brócoli pueden ayudar en la lucha contra las células cancerosas especialmente del hígado y el páncreas. Esto también puede comportarse como antioxidantes y por lo tanto también puede ayudar en la desintoxicación de la sangre.

Remedio para el cáncer de páncreas #2: Consumir jugo de uvas a diario. Debido a su riqueza en proantocianidinas; puede ayudar en la disminución de la producción de estrógenos y por lo tanto puede ser útil en la curación de las enfermedades como el cáncer de pulmón, así como cáncer de páncreas.

Quizás le interesa saber: Remedios para limpiar y depurar el páncreas

Remedio para el cáncer de páncreas #3: Verter 1 cucharada de raíz de ginseng picado en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Dejar refrescar, colar y tomar 1 taza al día.

Remedio para el cáncer de páncreas #4: Verter ½ cucharadita de tintura de mirra en un vaso de agua. Beber un vaso diario. Las virtudes antiinflamatorias y antibacterianas de la mirra pueden ayudar a curar el cáncer de mama, cáncer de páncreas, así como el cáncer de próstata.

Remedio para el cáncer de páncreas #5: Tomar 3 tazas de té verde todos los días.

Remedio para el cáncer de páncreas #6: Consumir el gel de aloe vera o sábila recién extraída (evitar la parte amarilla pegada a la cáscara) una vez en cada día puede ser útil para curar la enfermedad.

Remedio para el cáncer de páncreas #7: Elaborar jugo ricos en licopeno sustancia que se encuentra en el tomate, guayaba, sandía, albaricoque, entre otros. Estos alimentos han demostrado ser útil para reforzar el sistema inmunológico tan necesario cuando la persona sufre de esta enfermedad.

Remedio para el cáncer de páncreas #8: Consumir, a diario, hongos maitake los cuales ayudan en los problemas debido a la quimioterapia y la radioterapia y aumenta su eficacia.

Remedio para el cáncer de páncreas #9: Consumir jugo de pasto o hierba de trigo todos los días. Este remedio también ha demostrado ser beneficioso en los tratamientos para el cáncer de páncreas. El pasto de trigo es beneficioso para curar el cáncer. Ayuda a reducir el desarrollo de células cancerosas. El pasto de trigo también puede ayudar en la mejora de nuestro sistema inmunológico, así como la eliminación de las toxinas de nuestro cuerpo.

Remedio para el cáncer de páncreas #10:  Consumir jugo de guanábana el cual se ha observar ayuda a combatir las células cancerosas.  Igualmente, efectivo resulta realizar una infusión con 3 gramos de semillas de guanábana en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar 3 veces al día hasta lograr la mejoría.

Remedio para el cáncer de páncreas #11: Consumir entre 1 y 15 gramos del hongo reishi (se puede conseguir seco o en cápsulas en las botánicas) cada día en tres dosis iguales.

Descubre cuáles vitaminas y minerales  luchan contra el cáncer
 

Recomendaciones

Realizar controles periódicos si eres diabético, has padecido algún trastorno pancreático o tienes algún antecedente en la familia (en el 10% de los casos existe una predisposición genética). Es la única manera de “coger desprevenido” al tumor.

Hacer  también chequeos médicos si padeces inflamación de las encías o enfermedad periodontal avanzada). Según una investigación de la Facultad de Medicina de Harvard, los afectados por esta dolencia tienen un 64% más de riesgo de desarrollar este tipo de cáncer.

Acudir a la consulta del médico si se combinan dos o más de estos síntomas: pérdida de peso y de apetito, debilidad, dolor abdominal, tono amarillento en la piel, náuseas y vómitos, diarreas, deposiciones de color arcilla o dolor de espalda. Si fumas (un 30% de los casos está relacionado con el tabaquismo), bebes más de una copa de vino al día y tu dieta es rica en grasas, modifica estos hábitos: tu riesgo de desarrollar el tumor se reducirá gracias a ello.

 

Conozca también

Remedios para limpiar o depurar la vesícula biliar

Remedios para el cáncer de estómago o estomacal (preventivo)

Dieta para las personas con problemas en la vesícula biliar

Remedios para el cáncer de huesos u oseo

Remedios para los cólicos biliares

Remedios naturales para la vesícula inflamada o colecistitis

¿Cómo desintoxicar el organismo?

Las curas depurativas

remedios


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*