Conoce

Hongos medicinales y sus propiedades

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Muchas personas piensan en los hongos como un complemento alimenticios en diferentes platos gastronómicos.

Sin embargo, existen algunos que pueden ser considerados mucho más que un simple alimento sino que llegan a alcanzar posiciones de gran importancia en el mundo de la medicina natural.

A continuación, analizamos las propiedades de los hongos medicinales y cuáles son aquéllos que debemos incluir en nuestra dieta para obtener una protección extra contra diferentes agentes patógenos.

.

Propiedades de los hongos medicinales

Los hongos medicinales potencian la inteligencia del sistema inmunitario humano. Le ayudan a producir todas las armas posibles, como las células NK, los linfocitos T luchadores, los T cooperadores y otros tipos de linfocitos.

Los hongos ayudan también al sistema inmunitario a producir más armas de las que emplean los leucocitos de la sangre para dominar a los virus, a las bacterias malas y a otros microorganismos dañinos.

Los hongos medicinales tienen más de un 80 por ciento en común con el cuerpo humano en cuanto a su estructura genética (están más próximos a nosotros que las plantas). ¿Qué consecuencia tiene esto? Puede tener la consecuencia de que nuestros sistemas inmunitario, nervioso y cardiovascular, nuestro corazón, hígado y riñones, aprovechen mejor los hongos que la mayoría de los demás compuestos botánicos.

Los hongos medicinales son bidireccionales y actúan en el sentido que sea preciso. Esto quiere decir que son capaces de estimular una respuesta inmunitaria, y también de moderar una reacción inmunitaria excesiva. Otro modo de expresarlo sería decir que son inteligentes. Producen una relación más inteligente entre la armada de nuestro organismo y los patógenos, ya sean estos nanobacterias, virus, hongos, mohos, levaduras o parásitos.

Los hongos medicinales figuran entre las sustancias más sanadoras y más potentes que existen en el mundo para combatir la candidiasis, pues otorgan al sistema inmunitario la capacidad de defenderse de las bacterias y de los hongos con las mismas armas químicas que los propios hongos medicinales deben producir en su entorno natural del bosque. De hecho, lo primero que recomendamos a las personas con candidiasis es que empiecen a tomar hongos medicinales, sobre todo el reishi.

Los hongos medicinales de calidad pueden proceder de diversas fuentes. Algunos se cultivan en condiciones controladas (por ejemplo, biomasa de micelios o entornos planificados sobre troncos); otros se recogen en condiciones naturales, de los árboles del bosque, o son extractos de estos. Si recoges tú mismo hongos naturales de los árboles, puedes dejarlos secar al sol, al aire libre, puestos del revés, de 24 a 48 horas, y con esto desarrollan vitamina D2 en su superficie inferior.

Así, es posible preparar una infusión de hongos arbóreos silvestres secos para aportar más vitamina D2 a nuestra alimentación durante los meses fríos y oscuros del invierno en el hemisferio norte.

La técnica que se suele recomendar para extraer compuestos medicinales de los hongos arbóreos es dejar los hongos en remojo durante un buen rato (al menos una hora, si es posible) en agua caliente, preferiblemente sin que llegue a hervir, para beberse después la infusión o caldo.

Para que la extracción sea la adecuada, la temperatura del agua deberá estar entre los 65 y los 75 °C. No es preciso cortar en trozos pequeños los hongos, ni picarlos. En vez de ello, antes de echarlos en el agua, toma los hongos enteros y pártelos con las manos (si se cortan con un cuchillo de metal aumenta la oxidación, se dañan los polisacáridos y se pierde valor medicinal).

Como regla general, los hongos arbóreos silvestres, que en su mayoría son medicinales, resultan demasiado leñosos para ser comestibles, y por ello se deben tomar en infusión. Además de tomarse en infusión, el chaga se puede moler en un almirez y comerse directamente o añadirse a cualquier receta.

En el caso de las tinturas de hongos o de la biomasa de micelios, el consumidor no tiene que hacer preparación alguna. La biomasa de micelios se presenta en forma de polvo, y también puede venir en cápsulas. Los polvos se pueden añadir directamente a las bebidas corrientes, a las bebidas de superalimentes y superplantas medicinales, a los elixires y smoothies y a la comida.

.

Cuáles son los hongos más medicinales

Los hongos medicinales más empleados en el mundo de la medicina natural son:

Reishi
Maitake
Shiitake
Chagas
Cordyceps
Agaricus blazei
Melena de león

Con respeto a éste último, el hongo melena de león (Hericium erinaceus), puede estimular la producción de una sustancia llamada factor de crecimiento nervioso (FCN). Esta proteína especializada es necesaria para el desarrollo de las neuronas sensoriales o receptoras, y algunos estudios han demostrado que los extractos del hongo fomentan el desarrollo de la capa de mielina de las fibras nerviosas.

Dado que la capa de mielina es el componente de las fibras nerviosas que tiene una relación más estrecha con la transmisión de los impulsos nerviosos, las investigaciones dan a entender que el hongo melena de león puede contribuir a desacelerar el avance de trastornos neu-rológicos degenerativos como la enfermedad de Parkinson.

Cuando no padecemos un problema de salud de esta naturaleza, el hongo melena de león puede dar un empujón adicional a nuestra capacidad cognitiva, para ayudarnos a superar épocas en que tenemos que hacer grandes esfuerzos intelectuales y de concentración.

Además de los posibles beneficios que aporta al sistema nervioso, el hongo melena de león se ha empleado también en el herborismo tónico taoísta para tratar trastornos del sistema digestivo. Se ha demostrado que los gluconutrientes (polisacáridos) que contiene el hongo melena de león, como los que se encuentran en otros hongos medicinales, poseen notables propiedades potenciadoras de la inmunidad.

El hongo melena de león se ha empleado para regular los niveles de azúcar y de colesterol en la sangre combatir las causas subyacentes del alzheimer y de la demencia, estimulando el factor de crecimiento nervioso (FCN) aliviar los síntomas dolorosos asociados al sida-VIH acelerar la curación de las úlceras fomentar la salud digestiva reducir la inflamación.

Igualmente, potenciar la memoria y el funcionamiento general del sistema nervioso aliviar la indigestión y el estreñimiento

.

Precauciones con los hongos en general

Desconfía de la calidad de los hongos que se encuentran en algunas tiendas de productos asiáticos. Y ten muchísimo cuidado a la hora de identificar los recogidos en la naturaleza. No corras riesgos.

La mayoría de los hongos medicinales crecen sobre los árboles, en vez de en el suelo del bosque, y casi todos los hongos arbóreos se pueden consumir sin peligro; por tanto, los hongos que crecen sobre los árboles son los más fáciles de identificar y de utilizar.

Si no sabes muy bien lo que haces, no recojas hongos tú mismo y recurre a un experto. Para ir sobre seguro, yo recomiendo tomar los extractos de hongos medicinales preparados, fáciles de conseguir y de comprar por Internet y en las tiendas de alimentos de salud, al menos mientras no te conviertas en experto en recoger e identificar hongos.

.

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

¿Cómo desintoxicar el organismo?

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar el páncreas

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

Remedios para el cáncer de colon o colorrectal

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*