Conoce

Remedios para dolor de cabeza en niños o cefalea infantil

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Muchos padres de familia nos han solicitado remedios para el dolor de cabeza en niños o cefalea infantil.

Para dar respuesta a esta inquietud, resulta importante explicar en qué consiste el dolor de cabeza en niños y sus causas más comunes.

El dolor de cabeza por tensión, la migraña o cefalea vascular, la cefalea postraumática, la cefalea de tracción, etc., son algunos nombres con los que se distinguen las diferentes clases de dolor de cabeza que existen tanto en el adulto como en los niños.

Sus causas son también muchas y variadas, desde la sinusitis hasta los problemas de agudeza visual, entre muchas otras.

La cefalea de tensión Es probablemente la forma más común de dolor de cabeza en la infancia. Ocurre a causa de la tensión en los músculos que recubren la frente y el occipital, lo cual generalmente es debido a problemas escolares, depresión, ansiedad o a cualquier causa que haga tener el ceño fruncido o el cuello constantemente a tensión. Suele ceder con el reposo o con relajantes musculares y, sobre todo, si desaparece la causa de la preocupación.

La migraña La migraña es bien conocida de los adultos, pero también existe en la infancia. El nombre proviene de la forma típica de presentación de este dolor de cabeza, que característicamente afecta a medio cráneo (hemicránea). Se denomina también cefalea vascular, porque su causa radica en la contracción y brusca dilatación de algunas arterias cerebrales. Afecta a un 2 % de los pacientes pediátricos y es frecuente encontrar que los padres o algún familiar también están afectados por el mismo problema.

A partir de los 7 años las manifestaciones son semejantes a la de la migraña del adulto, pero antes de esa edad suele acompañarse de dolor abdominal, e incluso éste puede ser su único síntoma. Generalmente es unilateral, pero no siempre. Suele durar varias horas y se calma con silencio, reposo y oscuridad, además de la medicación.

La cefalea postraumática La fuerte sacudida que la cabeza sufre al recibir un golpe, y especialmente la sacudida que sufre el cerebro en el interior del cráneo, justifican con creces un dolor, no sólo en el lugar del golpe, sino por toda la cabeza durante cierto tiempo después del traumatismo. Cuando el golpe es importante, por ejemplo a consecuencia de un accidente de tráfico, el dolor de cabeza puede durar incluso más de una semana. Si el dolor persiste durante más de unos días o semanas después del accidente, es necesario consultar con el pediatra.

La cefalea de tracción Se denomina así porque está provocada por un estiramiento de las estructuras internas del cerebro, sea por la compresión debida a una meningitis o un tumor cerebral. Afortunadamente, ésta no es una de las causas más frecuentes de dolor de cabeza y suele acompañarse de otros síntomas, como fiebre alta y somnolencia, mareos, problemas de visión, cambios de carácter, etc.

Otras causas de dolor de cabeza Las causas de las cefaleas son muchísimas y resultaría imposible describirlas todas. Hay noños cuyo dolor de cabeza es debido a una mordida cruzada, problemas con la articulación de la mandíbula, a una intoxicación por un alimento en mal estado o simplemente por la fiebre: la sola existencia de fiebre es frecuentemente causa de un dolor de cabeza que desaparece al ceder la temperatura elevada. A pesar de que es habitual tener dolor de cabeza cuando hay fiebre, siempre es prudente consultar al médico cuando ambos síntomas se juntan.

En realidad, las causas más comunes y frecuentes, además de la cefalea de tensión, suelen ser las sinusitis, rinitis alérgica, los problemas de visión [astigmatismo, miopía) que obliguen al ojo a realizar esfuerzos de acomodación para ver la pizarra de la escuela, etc. Los dolores de cabeza que comienzan al final del día, después del trabajo escolar, suelen ser debidos a tensión o exceso de esfuerzo ocular.

 

Remedios populares

Remedio para  dolor de cabeza en niños o cefalea infantil #1: Darle a niño o niña un baño de agua templada que contenga una taza de infusión, ya sea de lavanda y otra de romero.

Remedio para  dolor de cabeza en niños o cefalea infantil #2: Efectuar un masaje sobre las sienes o la frente del niño con unas gotas de aceite de menta o de orégano. Es imporante observar que, como en los adultos, los niños con dolores de cabeza por estrés pueden encontrar alivio al reducir el estrés. Si su hijo está muy estresado, este remedio podría ayudarlo a relajarse.  Sin embargo, algunos niños no les gusta, porque el cuero cabelludo está muy sensible para ser tocado y si su hio le pide que se detenga, no insista.

Remedio para  dolor de cabeza en niños o cefalea infantil #3: Permitir que su hijo inhale vahos de romero, menta u orégano.  Para ello, puede hervir 2 litros de agua y al llegar al punto de ebullición, verter un puñado de una de las hierbas mencionadas.  Poner una toalla sobre la cabeza del niño y que se acerque guardando una distancia prudencia, para que respire los vapores.

Remedio para dolor de cabeza en niños o cefalea infantil  #4: Aplicar una compresa templada en la frente y dejar ésta puesta durante 30 minutos.  Volvver a humedecerla cada vez que sea necesario.

Remedio para dolor de cabeza en niños o cefalea infantil  #5:  Suministrar al niño el remedio homeopático Nux vómica 7CH: 3 granulos 3 veces al día, si el niño tiene dolor de cabeza junto con vómitos.

Remedio para dolor de cabeza en niños o cefalea infantil  #6: Suministrar el niño el remedio homeopático ignatia amara 15CH: 3 granulos 1 vez al día, si hay ansiedad que causa dolor de cabeza.

Quizá te interese conocer remedios para los golpes en la cabeza en la niñez

Remedio para dolor de cabeza en niños o cefalea infantil  #6: Dar al niño el remedio homeopático calcárea phosphorica 15CH: 3 gránulos en caso que el dolor de cabeza sea por estrés intelectual.

 

Recomendaciones

Recostar al niño con migraña El descanso parece ser uno de los remedios más efectivos para reducir un dolor de cabeza con migraña. Si el niño es muy sensible a la luz brillante durante un episodio de migraña, oscurezca la habitación para que pueda descansar.

Hacer del ayuno un delito. Asegúrese de que su hijo no se salte las comidas, especialmente el desayuno, que es la más importante. Irse por todo el día y sin comer es una buena forma de ganar una jaqueca o de agravar la que ya tenga.

Quizá te interese conocer

Observar lo que come su hijo. Usted puede llegar a detectar un vínculo al poner atención en lo que su hijo come y cuándo empiezan los dolores de cabeza. En algunos niños susceptibles, los dolores de cabeza surgen ante ciertos alimentos, como chocolate, cacahuates, carne procesada y queso añejo. La pizza y la comida china, si contienen glutamato monosódico, pueden ocasionar dolores de cabeza en algunos niños. Si usted cree que ha descubierto una posible conexión, haga que su hijo evite los alimentos de los que sospecha y vea lo que ocurre.

Controlar el consumo de bebidas o comidas con cafeína. Así como los adultos dependen de su acostumbrado café matutino, los niños pueden sufrir de jaquecas de ajuste cuando no han obtenido su “dosis” diaria de cafeína. Las jaquecas por falta de cafeína son comunes en los niños que beben refrescos de cola y comen mucho chocolate, ya que ambos la contiene. Si su hijo es susceptible, podría necesitar limitarle estrictamente esos artículos y ofrecérselos solamente como algo ocasional.

Registrar los cambios de humor. Más que relacionadas con alimentos, las jaquecas de algunos niños tienen raíces emocionales.  Al registrar no sólo las jaquecas de su hijo, sino sus cambios de humor y actividades durante varios días o semanas, algunas veces puede descubrir un patrón. Por ejemplo, puede tener jaquecas justo antes de los exámenes en la escuela o después de algún debate.

Tener un plan para disminuir tensiones. Si ha identificado un factor emocional en las jaquecas de su hijo, ayúdele a formular un plan para enfrentarlo. Su hijo se sentirá mucho mejor, si tiene mayor control sobre las situaciones. Por ejemplo, si las jaquecas se presentan después de peleas y disgustos con su hermana, hablen sobre lo que pueden cambiar la próxima vez que jueguen juntos. Mediante un juego, ensaye lo que él podría decirle, como: ‘No me gusta que me hagas eso, así que no voy a jugar contigo sino hasta que te disculpes’.” Al tener un plan de acción, podría disminuir la tensión que ocasiona los dolores de cabeza.

No descartar sucesos fortuitos. Si después de observar los dolores de cabeza de su hijo durante varias semanas, no detecta factores emocionales o relacionados con la dieta, amplíe el enfoque de su búsqueda. Escriba cómo estaba el clima, cuánto tiempo durmió su hijo la noche anterior a su jaqueca… todos los factores posibles en los que pueda pensar.

Dedicar algún tiempo a algo divertido. Muchos niños que sufren de jaquecas recurrentes han caído en la trampa de “todo es trabajo y no hay juego”. Necesitan programar alguna diversión. Son perfeccionistas, personalidades tipo A, que se conducen realmente a lograr sus metas. Para ellos, las jaquecas se han convertido en el barómetro del estrés en sus vidas. Si su hijo es así, se recomienda que le ayude a decidir los logros más importantes y suspender el resto. Eso le permitirá tener tiempo libre para relajarse y divertirse.  Los niños necesitan recordar que las cosas no tienen por qué ser perfectas todo el tiempo.

Neutralizar el dolor de cabeza causado por el ordenador o los videojuegos. Las jaquecas por tensión muscular son el resultado frecuente del estrés mental. Pero a veces puede haber una causa meramente física. Por ejemplo, si su hijo juega mucho al video o trabaja en una computadora, puede propiciar un dolor de cabeza al mantener su cabeza en una sola posición durante demasiado tiempo. Aliéntelo a moverla ocasionalmente o a tomar descansos frecuentes.

Aprovechar el poder curativo de la imaginación. La visualización, la biorreacción y otras técnicas especiales de relajación a menudo se emplean con los profesionales para ayudar a los pacientes a eliminar las jaquecas. Pero es posible que los padres puedan enseñar a sus hijos en casa algunas técnicas y habilidades básicas para relajarse. Sugiere probar esta técnica: “Pida al niño que imagine que está tomando un baño caliente en la regadera, y que cada parte del cuerpo donde el agua cae se siente más relajada de inmediato. O haga que se imagine a sí mismo entrando lentamente en una piscina tibia, donde el agua cubre primero los dedos de sus pies, después los tobillos, y así sucesivamente. Esta es una forma de relajación muscular progresiva que puede resultar menos aburrida que los ejercicios formales para lograrla.

También participe en el asunto. Si su hijo está aprendiendo técnicas de relajamiento, usted también debería aprenderlas.  Los niños menores pueden requerir ayuda al practicar las técnicas en casa, y es muy útil que los padres puedan hacerlo también.

Evitar que el niño duerma siempre de un mismo lado Quienes duermen del mismo lado y ponen la mano o el brazo bajo la cabeza o la almohada pueden comprimir la zona de la mandíbula por la que transcurre el nervio trigémino, lo que puede producirlas cefaleas e incluso mareos.

Apoyar sin regaños. Los niños con dolores de cabeza crónicos necesitan practicar sus habilidades de relajamiento con regularidad.  Desafortunadamente, muchos niños encuentran aburrida cualquier práctica de repetición, como por ejemplo tener que ensayar el piano. Pero si los regaña, dice, resulta contraproducente, pues sólo origina más estrés. Mejor, apóyelo.

Acudir al doctor:
• Cuando se acompaña de fiebre.
• Se va intensificando a medida que pasa el día o de un día para otro.
• Empezó después de un golpe en la cabeza.
• Cuando se acompaña de mareos, vómitos o trastornos de visión.
• Cuando el dolor se inicio o aumenta al toser, estornudar o hace que el paciente se despierte durante la noche.

 

Conozca también

Remedios para el resfriado infantil

Vitaminas y minerales para la migraña y el dolor de cabeza

Remedios naturales para la rinitis alérgica en adultos

Remedios para el goteo postnasal

Zumo y batidos para la alergia

Remedios para el crup

Remedios para la rubéola

Remedios para el sarampión

bannerhijosconsalud2


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

1 comentario en Remedios para dolor de cabeza en niños o cefalea infantil

  1. Gracias voy a intentar uno de estos remedios

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*